Tú por tren, yo por carretera: la pre-campaña llega a Valencia por el transporte

Ximo Puig y Aurelio Martínez

Ximo Puig y Aurelio Martínez

Los planes para el acceso norte, la consignación para el Transporte Metropolitano, y la huelga en la EMT, primeras señales del enfrentamiento entre PSPV y Compromís en este área.

La campaña va a ser dura. La pre-campaña recién iniciada está siendo un buen aviso. Va a ser dura incluso con las “cosas de comer”. Una fuente del Puerto de Valencia que calificaba a su empresa (2,6% PIB valenciano) como una de las tres grandes de la Comunidad Valenciana -junto a la Ford (en horas bajas) y Mercadona (que es algo más que valenciana)- se sorprendía de la reacción que ha tenido el Ayuntamiento de la capital a la confirmación de que habrá acceso norte subterráneo. O submarino, pero no en superficie.

Se sorprendía porque considera que el Puerto debería ser materia de “Estado”, o de “País”. Pero sobre todo porque la idea del túnel no es nueva. De hecho ya se barajó públicamente como única solución en febrero de 2018 en una rueda de prensa conjunta del presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, y el alcalde Joan Ribó sobre el parque de Nazaret. En ella, según recogen las crónicas de la jornada, Ribó celebraba que quedara descartada la idea de que los camiones entraran por superficie por los Poblados Marítimos.

El Ayuntamiento, que prefiere soluciones ferroviarias, se ha enfadado por no estar en la foto

Lo que ha pasado es que, según dicha fuente, una vez confirmada la audiencia este miércoles del president de la Generalitat, Ximo Puig, al del Puerto, Aurelio Martínez, se acordó dar cuenta ante los medios del repaso general de temas pendientes en los que está trabajando Valenciaport, entre el que inevitablemente iba a estar el acceso norte. Dicha audiencia no figuraba en la agenda oficial de Puig, aunque sí fue anunciada en las previsiones de la jornada de las agencias de noticias.

Y lo que en febrero de 2018 era una certeza sin concretar, casi un año después ha sido el anuncio por parte de Martínez de que hay un acuerdo con Fomento para “generar ese corredor”. El túnel lo pagarán el Ministerio y el Puerto, con un protocolo en el que también intervendrá la Generalitat, a cuyo presidente Martínez le atribuyó hace un año la idea.

Pero el Ayuntamiento, que prefiere soluciones ferroviarias también por el norte, se ha enfadado por no estar en esa foto, en la que ha visto electoralismo, aunque para el consistorio la prioridad sea otro túnel, el del ferrocarril soterrado para entrar a Valencia por el sur, en cuyo anuncio, en otra reunión, sí estuvo este miércoles el alcalde. La fuente del Puerto también veía electoralismo en la reacción municipal al supuesto electoralismo del anuncio de Puig y Martínez, ambos socialistas a diferencia de Ribó. Así que empezamos bien.

Lo cierto es que las posturas cada vez más encontradas entre Compromís y el PSPV prometen más episodios en el terreno de los transportes. Los nacionalistas han criticado la escasa consignación presupuestaria del Gobierno a la Autoridad Metropolitana del Transporte de Valencia, y su concejal Giuseppe Grezzi ha interpretado que la huelga de la EMT no es contra él sino contra el Ministerio de Trabajo. Para asombro de los socialistas y regocijo de las demás fuerzas políticas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP