Compromís y Podemos "tragan el sapo" del bloqueo de la financiación autonómica

Abalos, Puig, Sánchez, Oltra y Joan Baldoví.

Abalos, Puig, Sánchez, Oltra y Joan Baldoví.

Los dirigentes de Compromís tienen motivos para sentirse "engañados" por el presidente Pedro Sánchez, tras la reunión que mantuvieron este agosto en Valencia en apoyo a su investidura.

Las decisiones del  Ejecutivo de Pedro Sánchez están poniendo a prueba la fortaleza del cuatripartito valenciano. La última, el bloqueo en el Senado a la celebración de un pleno extraordinario y monográfico sobre financiación autonómica, en un momento en el que las comunidades autónomas están ahogadas económicamente por la negativa del Gobierno a actualizar las entregas a cuenta. En juego hay casi 5.000 millones de euros, de los que 450 millones corresponden a la Comunitat Valencia.

Compromís y Podemos han mostrado su malestar por el bloqueo decidido por la ministra socialista María Jesús Montero, pero poco más. Nada que ver con las invectivas de antaño cuando ambas formaciones no tocaban poder. La otrora reivindicativa y aguerrida formación nacionalista ha pasado a la moderación gubernamental. Adiós a las camisetas. Efectos de formar parte del Botànic.  La formación nacionalista y también Podemos descartan  recurrir a los tribunales como así lo ha decidido el gobierno catalán de Quim Torra.

El encuentro de la Pantera Roja

La líder de Compromís, Mónica Oltra, salía satisfecha tras la reunión este mes con el secretario general del PSOE  Pedro Sánchez para apoyar su investidura como presidente. En el encuentro se habló de los anhelados 450 millones, de los 280 millones de euros del IVA y de los  170 millones para la dependencia. Compromís renunciaba a la urgencia para la elaboración de un nuevo modelo de financiación y asumía que el documento no estaría en diez meses. El "sí" a Sánchez estaba más cerca.

Tan sólo tres semanas después de la entrevista en el hotel junto a la Pantera Rosa -ahora la escultura está pintada de rojo-, la bofetada ha sido mayúscula. Ni 450 millones,  ni debate en el Senado sobre la financiación, ni dinero del IVA... Un desaire sobre el que todavía no se ha pronunciado Oltra, ni el también vicepresidente del Consell Martínez Dalmau (Podemos). Sí lo han hecho las portavoces de ambos partido en Les Corts con tono más amargo que crítico y sin estridencias. 

Los consellers del Botànic 2 han asumido el primer tijeretazo que van a sufrir sus presupuestos de este año . Casi 500 millones menos por los efectos del Gobierno en funciones. El debate en el seno del Consell se centra ahora en una disputa cuasi vecinal:  "¡A mí no me recortes casi nada!" Compromís y Podemos exigen a los socialistas -las tijeras las tiene el conseller de Hacienda, Vicent Soler- que el "ajuste presupuestario·" (retallades) sea consensuado. Soler ha prometido una operación quirúrgica tan fina que no quedarán cicatrices. Pero todo apunta a que no será la única intervención este año.

El rodillo tricolor funciona en Les Corts

Mientas tanto, el PP no ha perdido un minuto para registrar en el parlamento valenciano una Proposición No de Ley para reivindicar una mejora de la financiación autonómica y en la que reclama también la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Los populares llevan ahora la iniciativa en el asunto que durante la pasada legislatura utilizó Ximo Puig para vapulear a Rajoy. Se confirma que en política todo puede cambiar y todo cambia.

Lo que no ha cambiado es el rodillo que PSOE, Compromís y Unidas Podemos están empleando en Les Corts. La Junta de Síndics, tal como adelantó ESdiarioCV, ha rechazado las cinco peticiones de comparecencias de miembros del Consell en la Diputación Permanente de Les Corts para abordar cuestiones como el cierre de playas de Valencia por vertidos, los recortes de 500 millones en los presupuestos autonómicos o la implantación de una tasa turística en la Comunitat.

Comenta esta noticia
Update CMP