20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado: "No es posible papeles para todos, aunque sea políticamente incorrecto"

Colau, Fachín y otros radicales desatan su ira contra Casado por decir una obviedad que ya sostiene toda la Unión Europea: la imposibilidad de acoger a millones de inmigrantes sin orden.

Pablo Casado ha provocado un alud de críticas e insultos por afirmar algo que, con otras palabras, forma parte de la política oficial y de todo el articulado legal de la propia Unión Europea, que regula el acceso de inmigrantes al continente con un sistema de cupos desde hace lustros.

Sin embargo, la sincera manera de decirlo, sin eufemismos pero también sin ninguna palabra altisonante, le ha granjeado una réplica desde sus adversarios ideológicos notable, con acusaciones en respuesta a afirmaciones que no había hecho y obviando la evidencia de que en realidad ésa es la política oficial del Gobierno en la actualidad y en la última administración del socialista Zapatero.

Todo empezó cuando el presidente nacional del Partido Popular afirmó desde Ávila que "no es posible que haya papeles para todos, no es posible que España pueda absorber millones de africanos que quieren venir a Europa". "Y, como no es posible, tenemos que empezar a decirlo aunque sea políticamente incorrecto", ha señalado.

 

Así lo ha expresado este domingo en declaraciones a los medios en Ávila, donde ha visitado la estatua levantada al abulense Adolfo Suárez, presidente del Gobierno durante la Transición, y se ha reunido con la Junta Directiva Provincial del PP de Ávila, según informa el PP en una nota.

Para Casado, en materia de inmigración "no cabe la demagogia", pues "la izquierda no tiene el monopolio de los buenos sentimientos". "A nosotros también nos desgarra ver estas imágenes, pero creo que tenemos que ser responsables y no ser populistas", ha dicho.

En este sentido, ha apuntado que desde el PP van a ser "muy sinceros y muy responsables con esta cuestión, que a la gente le está preocupando, y es compatible hacerlo con seguridad pero, al mismo tiempo, con la solidaridad de la que siempre España ha hecho gala".

La acogida ilimitada de inmigrantes ya está controlada por la UE, Casado se limitó a repetir lo que es oficial

Asimismo, el dirigente popular ha defendido que el PP "no va a consentir ataques a policías y va a defender "la cooperación en materia de seguridad y el apoyo sin complejos y sin fisuras a la Policía y a la Guardia Civil".

Además, ha destacado que, tras anunciar este sábado que va a visitar el miércoles Almería y Ceuta para preocuparse por la llegada masiva de migrantes, "apenas dos horas después el Gobierno anunció que sí que iba visitar estas localidades". "Eso quiere decir que el PP está liderando no solo la oposición, sino la alternativa e iniciativa en España", ha recalcado. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también se personará este lunes en la frontera sur.

 

 

En cuanto a la lucha contra las mafias, ha insistido en que hay que apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y "darles las gracias" por defender las fronteras, los derechos y libertades de los españoles. En segundo lugar, ha expuesto que es necesaria la cooperación internacional entre el Frontex y las autoridades europeas de todos los países frente a este problema global. "Tenemos que proteger nuestras fronteras como país, pero también como frontera sur de Europa", añade.

 

En tercer lugar, Casado ha subrayado la necesidad de la cooperación y la solidaridad en origen, mediante planes para la formación y la empleabilidad, para que "esa pobre gente no se vea abocada a echarse a una muerte segura al mar, sino que pueda tener ayuda, conquistar, tener un futuro mejor". "De nada sirve decir que se van a retirar las concertinas o que se va a hacer una política de papeles para todos", ha criticado.

Tras sus declaraciones, comenzó el goteo de críticas, encabezado entre otros por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que le tidó de racista y de fascitas y llegó a compararle con Salvini, el ministro italiano que decidió hace semanas cerrar las fronteras de su país y no dejar atracar al Aquarius.

 

 

Más denigrante fue aún el exlíder de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachín, que replicó a Casado en un tono directamente insultante y agresivo:

 

 

Son dos ejemplos entre decenas, muchos de ellos anónimos, que encontraron el contrapunto en un mensaje de Percival Manglano, concejal popular en el Ayuntamiento de Madrid, que refrescó unas declaraciones muy parecidas expresadas hace unos años por Celestino Corbacho, ministro de Trabajo del PSOE en la época de Zapatero:

 

Comenta esta noticia
Update CMP