Las listas de espera en la Comunitat se reducen por las concesiones sanitarias

Imagen de archivo de un quirófano

Imagen de archivo de un quirófano

El "plan Barceló" para reducir las listas de espera quirúrgica a 70 días no suscita credibilidad en la oposición que recuerda que son los hospitales privados los que rebajan la media.

Los datos publicados por el departamento de salud respecto a las listas de espera son concluyentes.  La demora llega a los 154 días en el caso del Provincial de Castellón o 127 en el General de Valencia. La clasificación positiva la encabeza el Hospital de Manises o el de Torrevieja, con 31 y 39 días respectivamente. El Hospital de Dénia, con 61, también está muy por debajo de la media. Esto supone que los hospitales de gestión privada son los que presentan mejores números. El objetivo marcado por Sanidad es que la demora, a final de legislatura, en 2023, no supere los 70 días algo que cumplen con creces las concesiones privadas de la Comunitat denostadas por los partidos que apoyan al gobierno de Ximo Puig.

Los tres partidos que dan apoyo al Consell del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) han valorado el Plan para la Optimización de Tiempos y Mejora de la Atención (Óptima) anunciado por la Conselleria de Sanidad para reducir las listas de espera quirúrgica, mientras desde la oposición Ciudadanos ha destacado que los datos ofrecidos sobre las listas actuales "no son reales" y el PP cree que "no hay ninguna novedad" y es hora de que la responsable, Ana Barceló, deje el cargo.

Así lo han señalado responsables de sanidad de los grupos parlamentarios en relación al plan, presentado en rueda de prensa por Barceló, con el que Sanidad quiere reducir el número de pacientes en espera quirúrgica un 25% y la demora media a 70 días al término de la legislatura, con una inversión este año de 35,2 millones.

El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular (GPP) en Les Corts, José Juan Zaplana,  ha sido especialmente crítico con el anuncio, ya que el plan no aporta, a su juicio, "nada nuevo" porque "incluye tres partes: la contratación de personal, como cada vez que faltan profesionales; el autoconcierto, para el que siempre ha habido una línea, y el plan de choque, que siempre ha estado".

Por ello, cree que al gobierno valenciano "se le ha acabado las ideas" y ya "ha llegado la hora de enseñarle la puerta de salida para que su consellera deje el cargo" por "no tener idea de gestión sanitaria" y ser "incapaz de solucionar los problemas de los profesionales sanitarios y de los pacientes".

"Juega al escondite con las listas de espera y los pacientes. Ayer consumó su lado al paso oscuro del Consell al ocultar a 9.000 pacientes en los cajones para no computarlos", ha agregado el diputado 'popular', que ha recordado que "en 2019, en el primer y segundo trimestre no dio explicaciones de las listas de espera porque decía que había convocatorias electorales y no había tiempo", ha añadido Zaplana.

En el tercer trimestre, ha proseguido, "publicó los datos en la web de la conselleria y nadie dio explicaciones y en el cuarto tardó dos meses en dar los resultados". "Ahora dice que los quiere dar de forma mensual y habrá que verlos bien, porque si están sesgados no se podrán comparar con otros meses", ha advertido.

Asimismo, se ha referido a la colaboración público-privada y ha destacado que "es curioso encontrar cómo tres de los hospitales del modelo concertado son los que rebajan la media de listas de espera a Barceló en cuatro días" cuando "la izquierda ha demonizado el modelo", ha señalado.

Ha puesto como ejemplo que el departamento de salud de La Ribera, "uno de los hospitales de referencia en la Comunitat Valenciana, siempre estaba en el pódium de los centros con menos lista de espera" pero "año y medio después de la reversión chapucera que hizo Montón y ha consolidado Barceló, la prestación sanitaria ha caído en picado y está en el puesto 16 de 25".

"En 2015, último año del PPCV, la colaboración público-privada alcanzó los 8 millones de euros. Ahora el Botànic, que tanto ha criticado el modelo, destina 14. Son las mismas empresas a las que acusaban de hacer negocio con la salud de los valencianos. Han estado cinco años criticando este modelo y han acabado destinando más recursos", ha cuestionado.

La socialista Carmen Martínez ha asegurado que están acostumbrados a las críticas del PP y a que presente esta cuestión como "el apocalipsis" cuando "dejaron en herencia listas de espera poco transparentes, que estaban en los cajones, y poca inversión".

A su juicio, el Plan Óptima es "una apuesta decidida, eficaz" para mejorar las listas de espera, algo que "no es fácil" porque son resultado también en parte del aumento de la esperanza de vida. "Es una cuestión que no se soluciona rápidamente, pero sí se está haciendo una inversión", ha dicho, poniendo en valor la transparencia de mostrar datos por departamentos y especialidades cada mes.

Desde Compromís, el diputado Carles Esteve ha celebrado que la reducción de los días de espera en el último mes "es una buena noticia" que debe ser, a su vez, "un incentivo para seguir mejorando".

Ha mostrado su respaldo al plan que propone Sanidad, especialmente a las contrataciones de profesionales, y ha valorado los "nuevos criterios de transparencia".  Al respecto, ha propuesto que "se audite especialmente a los departamentos que sacan las mejores cifras, que parece van a ser los que están privatizados".

Los comisionados de la consellera

"O bien está la capacidad de hacer magia para que parezca que lo estamos haciendo muy bien o bien estos departamentos tienen alguna fórmula mágica que hace que estén funcionando mucho mejor que el resto: hay que poner la lupa ahí y ver exactamente qué es lo que está pasando", ha insistido.

Al respecto, el popular José Juan Zaplana ha replicado que el modelo de colaboración público-privada "funciona" y "si alguien duda de los datos que están transmitiendo esos hospitales la consellera tiene unas personas nombradas a dedo en cada departamento que se llaman comisionados, que informen si son veraces o no, no los pongamos en duda".

La diputada de Unides Podem Irene Gómez ha lamentado, por su parte, que el PP use este tema como "arma arrojadiza" y ha afirmado que este plan "ha llegado a tiempo, es ambicioso, necesario" y tendrá el apoyo de su grupo.

La diputada de Ciudadanos Yaneth Giraldo ha criticado que Barceló presentara el plan "en una comparecencia a su medida, sin las preguntas incómodas de la oposición y dando los datos como a ella le interesa", y ha señalado que esas cifras "no son reales".

"Esperamos que al menos se cumpla la mitad de la mitad de ese plan tan maravilloso, por el bien de todos los valencianos que están esperando más de 180 días o incluso un año para poder ser atendidos quirúrgicamente", ha dicho, aunque "vista la trayectoria durante cinco años" ha mostrado sus dudas.

Vicente Roglá (Vox) ha valorado el aumento de la inversión, pero ha pedido una comisión de seguimiento para evaluar y controlar las listas de espera porque "se ha aumentado el presupuesto pero las listas han seguido creciendo".

Comenta esta noticia
Update CMP