20 de abril de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ni tonto, ni malo, ni poco inteligente: Peñafiel funde a Sánchez con un adjetivo

Lo del presidente del Gobierno y su esposa, Begoña Gómez, empieza a trascender los mentideros políticos y ya ha llegado también a los rosas, donde se han encontrado con un enemigo acérrimo.

Lo del uso, para muchos abusivo, que hace Pedro Sánchez del Falcon se ha convertido en la comidilla de fin de año y de comienzos del nuevo. Y no solo en los mentideros políticos, también en los corazoneros. 

Y ahí el matrimonio Sánchez-Gómez tiene un enemigo acérrimo: Jaime Peñafiel, que suele echar mano de su tribuna en El Mundo para ajustar cuentas con el presidente del Gobierno y su esposa.

Este fin de semana sin ir más lejos señala, poniendo la puntilla a la deteriorada imagen de Sánchez, que "muchos hombres pueden aceptar no ser muy inteligentes e incluso tontos o malos. Pero nadie, absolutamente nadie, quiere parecer ridículo porque el ridículo deshonra más que el deshonor. Pedro Sánchez lo esta siendo desde que se ha convertido, no en presidente del gobierno español, sino en ... nuevo rico con avión".

Porque, a juicio de Peñafiel, "hoy, para ser considerado rico no hay que tener un Mercedes ni un yate, ni un chalet en la Moraleja, que también sino ... un avión. Sánchez lo tiene".

Y no es para "ir a una cumbre de jefes de gobierno o a un encuentro con sus socios nacionalistas en Barcelona ni a la toma de posesión de nuevos dignatarios sino para acudir a un concierto del grupo The Killers, en el Festival Internacional de Benicasin ó a la boda del cuñado, en Aldeanueva de Cameros (en este caso helicóptero) o a las vacaciones navideñas en Cádiz ó en la isla de Lanzarote".

Recuerda Peñafiel que "precisamente, estas navidades un presidente laborista, equivalente al socialista Sánchez, el de Irlanda, Michael Higgins, le ha dado un buen ejemplo al español eligiendo para las vacaciones navideñas en Canarias no el avión presidencial, un Learjet de las Fuerzas Aéreas irlandesas, similar al Falcon, sino un vuelo low cost de la compañía Irlandesa Ryanair, de Dublín a Gran Canarias de 100 euros. Lo justificó declarando que se trataba de un viaje "tan privado" como unas vacaciones". 

Y ya que se está hablando tanto del Falcon de Pedro Sánchez, aprovecha el periodista para hacer un breve repaso de esta lista de "nuevos ricos con avión". A la cabeza se sitúan las estrellas del fútbol como Messi "con un Embraer Legacy 650 por el que pagó 28.300.000 euros. En cada uno de los peldaños de la escalerilla aparecen escritos los nombre de los miembros más queridos de su familia: Leo, Antonella, Thiago, Ciro y Mateo". 

En cuanto a Cristiano Ronaldo "posee un Gulfstream G650 que le costó, nada menos, que 31.700.000 euros. Los aviones privados de Neymar y de Bale son mas modestos: un Embraer Legacy 450, valorado en 12.200,000 euros, y un Cessna Citation XL Plus, de 9.700.000 euros respectivamente".

Por su parte, "el de David Beckhan es un Bombardier Challenger 350, por el que pagó 21.500.000 euros. Nuestro Antonio Banderas tiene un Gulfstream G200 valorado en 20 millones de euros, aunque él ha pagado tan sólo 4.500.000 euros ya que se lo ha comprado, de segunda mano a Telefónica".

Luego está el de Ana Botín "valorado en ... 50 millones de euros. El mismo avión que Amancio Ortega. Y no podemos olvidar a mi compadre Julio Iglesias, propietario de aviones privados desde hace mas de treinta años. El ultimo un Rolls Royce BR710, valorado en 35 millones de euros". 

Comenta esta noticia
Update CMP