Los vuelos de Valencia a Bilbao, Mallorca y Canarias se retoman en julio

La aerolínea sigue trabajando en su programa de vuelos para la temporada de verano e irá anunciando las posibles novedades.

Air Nostrum, la aerolínea franquiciada de Iberia para vuelos regionales, retoma el 1 de julio la operación en el aeropuerto de Manises (Valencia) con vuelos a Baleares, Bilbao y Canarias.

En esta primera etapa reactiva el enlace entre Bilbao y Valencia con cuatro frecuencias semanales (lunes, miércoles, jueves, viernes y domingos), que se reducirán a dos (viernes y domingos) entre el 17 de julio y el 13 de septiembre. A partir del 14 se recuperan los cuatro vuelos a la semana.

En las rutas que conectan Valencia con los archipiélagos, tiene programados vuelos con Ibiza, Mallorca y Menorca y con Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife, informa la firma valenciana.

La conexión Valencia-Ibiza tendrá un vuelo diario hasta el 30 de septiembre. Valencia-Mallorca arranca también con uno al día, que se reducirá a cinco semanales a partir del 14 de septiembre. Y Valencia-Menorca dispondrá de cuatro frecuencias semanales, que serán tres desde el 14 de septiembre.

En las conexiones a Canarias operará tres semanales con Gran Canaria (martes, jueves y sábados), dos con Lanzarote (lunes y miércoles) y cuatro con Tenerife (lunes, miércoles, viernes y domingos). Están programados con reactores 'Bombardier CRJ 1000', que tardan unas tres horas en cubrir ambos trayectos.

Tanto en la ruta con Gran Canaria como con la de Tenerife, los vuelos saldrán de Manises a primera hora de la mañana y tienen prevista su vuelta por la noche, lo que permite el máximo aprovechamiento del viaje.

Al margen de estos enlaces, la aerolínea sigue trabajando en su programa de vuelos para la temporada de verano e irá anunciando las posibles novedades. Ya tiene en marcha una serie de medidas para garantizar la seguridad de pasajeros y trabajadores.

En sus vuelos es obligatorio el uso de mascarillas, junto a un refuerzo de la limpieza en el interior de los aviones mediante tratamientos especiales contra el coronavirus. El aire se renueva constantemente en la cabina de pasajeros, llega del exterior y al entrar en el avión se procesa a altísima temperatura antes de ser suministrado en el interior ya acondicionado.

Para minimizar el riesgo de contacto, no hay servicios de comida y venta a bordo ni revistas, mantas, almohadas y cuadernos de dibujo para niños, aunque se mantiene la plataforma de entretenimiento online con contenidos ampliados.

La compañía recomienda emitir la tarjeta de embarque antes de llegar al aeropuerto y, siempre que sea posible, descargarla en el móvil para evitar contactos.

Se permitirán los cambios de fechas

Para generar confianza en las vacaciones de verano, todas las compras que se hagan entre este jueves y el 30 de junio, para volar hasta el 31 de diciembre, podrán admitir un cambio de fecha, aunque el tipo de tarifa no lo permita, sin pagar penalización por el cambio. Solo tendrán que abonar la diferencia de tarifa si la hubiera.

También se amplía la flexibilidad a los billetes comprados hasta este jueves, de forma que los usuarios con vuelos hasta el 31 de agosto, que ahora no puedan o no quieran viajar, podrán cambiar de fecha o emitir un bono por el importe íntegro del billete para utilizarlo hasta final de año.

Comenta esta noticia