02 de julio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Paloma Barrientos desvela los detalles de la desescalada de Doña Elena sin hijos

Doña Elena ha cambiado de hábitos en la desescalada.

Doña Elena ha cambiado de hábitos en la desescalada.

Durante el confinamiento obligatorio y estricto y con la mayoría de los miembros de su familia desaparecidos en combate fue la que dio vidilla a la crónica social y rosa pero ha cambiado.

Mientras duró el confinamiento y a falta de más noticias de otros miembros de la Familia Real más difíciles de "detectar", la Infanta Elena se convirtió en una de las protagonistas de la cuarentena por su actividad durante el "encierro domiciliario".

Con los Reyes Eméritos encerrados a cal y canto entre los muros de La Zarzuela, Doña Leonor y Doña Sofía algo desaparecidas (con la excepción de su aparición leyendo El Quijote el 23 de abril) y los Reyes Felipe y Letizia de lo más institucional manteniendo la agenda por videoconferencia, fueron la Infanta Elena y sus hijos Froilán y Victoria Federica (confinados con amigos fuera de Madrid) los que dieron vidilla a la crónica social y rosa durante esos días.

Pero con la llegada de la fase 1 atrás quedaron las salidas de la hermana mayor del Rey al balcón de su casa para aplaudir a los sanitarios o sus apariciones artísticas cantando Resistiré del Dúo Dinámico en un vídeo viral. Según publica ahora Paloma Barrientos en Vanitatis "fue suya la iniciativa de contactar con el grupo Versión Original, que lidera José Manuel Romero (veterinario de profesión), al que conocía por tratar a sus caballos en el Club de Campo. Y lo volvió a repetir con otro tema, Fix You, de Coldplay".

La periodista aclara que "en ambos casos, fue la Infanta la que quiso esa visibilidad musical. Era "una manera de contribuir". Esta segunda versión, mucho más elaborada y con imágenes representativas de la situación que se vivía en Madrid, fue mal interpretada y la trayectoria musical de la duquesa de Lugo se acabó. Y también sus apariciones públicas, aunque fuera en YouTube". 

Ahora con la desescalada, añade, los últimos datos que hay de Doña Elena son sus visitas a Zarzuela para ver a sus padres, de los que antes solo sabía por llamadas y videoconferencias.

Desde el 25 de mayo, la Infanta aprovecha también esas visitas familiares para acudir a las cuadras del recinto donde se encuentran varios de sus caballos.

Por el momento, no puede desplazarse hasta Segovia, donde pasa el confinamiento en su finca su amiga Rita Allendesalazar. Según Barrientos, "este campo es uno de los preferidos de la Infanta, que disfrutaba de muchos fines de semana en ese lugar y era habitual verla en la localidad de La Granja tomando el aperitivo en los lugares típicos del pueblo como La Tienda de la Plaza". 

Comenta esta noticia