| 17 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Bañistas hacen uso de las duchas en una playa de Cádiz antes del corte previsto debido a la sequía.
Bañistas hacen uso de las duchas en una playa de Cádiz antes del corte previsto debido a la sequía.

La sequía seguirá estando muy presente en las playas de Cádiz este verano

Varios municipios costeros han optado por seguir aplicando medidas restrictivas en el uso del agua, así que el regreso de la playa será con arena en el cuerpo, al igual que el año pasado.

| Manuela Herreros Actualidad

Por segundo año consecutivo, el veraneo en las playas de la provincia de Cádiz estará marcado por la situación de sequía en la comunidad y las medidas restrictivas de consumo de agua siguen aplicándose para no derrochar un recurso tan escaso. Así que los vecinos y turistas tendrán que ser conscientes del problema y regresar de la playa con arena en los pies. La mayoría de los municipios costeros están optando ya por no instalar duchas ni lavapiés este verano en sus playas, repitiendo una situación que se vivió por primera vez el pasado verano.

Localidades como Vejer, Barbate, Cádiz capital, El Puerto, La Línea o Sanlúcar ya han anunciado que no contarán con estos servicios en su litoral y cierran el grifo en un ejercicio "de responsabilidad" debido a la sequía que aún persiste en la provincia.

"El Ayuntamiento de Vejer va a seguir la misma línea de medidas de control y de buen uso del agua y vamos a seguir apelando a la concienciación ciudadana porque en definitiva es tarea de todos", ha asegurado el alcalde de esta localidad, Antonio González Mellado (PSOE), recordando que ya en 2023 fueron "pioneros" al ser los primeros de la provincia en decidir suprimir este servicio de su playa de El Palmar.

 

Esta misma línea va a seguir el municipio de Barbate, por ejemplo, un bando municipal firmado por el alcalde Miguel Molina (Andalucía Por Sí) expone como medidas de ahorro el no instalar las duchas en la playa "si la situación no cambia", haciendo además un llamamiento "a la conciencia colectiva" y pidiendo la colaboración ciudadana.

La semana pasada, el alcalde de Cádiz, Bruno García (PP), aseguraba que "de momento" mantenían la decisión de no contar con duchas ni lavapiés este verano en sus playas debido a la misma problemática de sequía que afecta a la provincia de Cádiz, un asunto sobre el que apelaba a "la máxima prudencia". Cabe recordar que la capital optó por suprimir este servicio a medidos del agosto pasado, y en consonancia con lo que ya habían hecho varios municipios gaditanos como medida de ahorro.