| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Colonia de flamenco en el Paraje Natural de las marismas del Odiel, en Huelva.
Colonia de flamenco en el Paraje Natural de las marismas del Odiel, en Huelva.

Las marismas del Odiel: rutas por el gran humedal que le 'echa la pata' a Doñana

Varias rutas de senderismo recorren este paraje natural único, situado frente a Huelva capital y que se ha convertido en el 'nido de amor' favorito de Andalucía para las aves acuáticas.

| Manuela Herreros Actualidad

El Parque Nacional de Doñana no atraviesa su mejor momento debido a la escasez de agua por la dura sequía que sufre el territorio, la presión humana sobre sus recursos hídricos y el cambio climático. Sin embargo, ante esta situación crítica para la biodiversidad en el humedal más grande de Europa, existe otro espacio natural en Andalucía que se ha convertido en el mayor refugio para las numerosas aves acuáticas que hacen parada durante sus migraciones y que se puede visitar de forma muy sencilla.

Son las Marismas del Odiel, situadas frente a la ciudad de Huelva. Es el mayor humedal costero de la comunidad y está amparado por dos figuras de protección: Paraje Natural y Reserva de la Biosfera y en este 2023 se ha convertido en "la principal" área de reproducción para las aves acuáticas de Andalucía, superando las cifras de reproducción del Parque de Doñana, con menos de 3.000 parejas, según constata la organización SEO/BirdLife, en base a los datos recogidos por la Junta de Andalucía

.

Marismas del Odiel, en Huelva.

Así que es un auténtico tesoro, mucho menos conocido que el Parque Nacional y que también se puede visitar a través de los senderos habilitados, que se convierten en un espectáculo para los aficionados a la ornitología. Y es que en este complejo estuario se crean paisajes extraños: retorcidos brazos de agua, lagunas, salinas, islas y bosques. Eso sí, a la hora de recorrerlo habrá que ser muy cuidadoso, puesto que es un entono muy delicado y considerado entre los ecosistemas más amenazados, donde anidan o cazan ejemplares únicos.

Un paseo por unas marismas llenas de vida

Para descubrir este espacio natural recomendamos tomar uno de los cinco senderos señalizados desde el Centro de Visitantes Anastasio Serna, al que llegaremos tomando la dirección hacia la localidad de Punta Umbría. En este punto encontraremos información sobre las marismas, sus 'moradores' y la actividad de las salinas, que estará muy presente en este espacio.

Las diferentes rutas por las más de 7.000 hectáreas que componen esta Reserva de la Biosfera, en la confluencia de las desembocaduras de los ríos Tinto y Odiel en el Atlántico, están señalizadas, son de baja dificultad y escasa distancia (diez kilómetros entre los cinco), así como conducen hasta observatorios donde 'colarnos' en el  'nido de amor' de las aves.

Sendero en las marismas del Odiel.

Y es que los animales saben adaptarse a las situaciones críticas y se han desplazado hasta estas marismas mareales, en las que el nivel de inundación es óptimo para criar, convirtiendo el humedal en uno de los más importantes de la Península Ibérica. En ellas se han censado durante este año un total de 5.561 parejas reproductoras de 24 especies distintas de aves acuáticas, superando las cifras de Doñana.

Los 'habitantes' de las marismas

Este bello y tranquilo paraje está muy vivo y lo comprobaremos sólo con recorrer alguna de las rutas, perfectas para hacerlas en familia y a escasa distancia de una de las capitales andaluzas. La mayor parte de las parejas que podremos ver forman parte de una numerosa colonia de 4.200 parejas de flamenco común y dos parejas de flamenco enano, que ha sido "la única que ha tenido éxito este año de toda Andalucía", según SEO.

Colonia de flamencos en la marisma del Odiel.

Además, han anidado 155 parejas de espátula común, así como varias especies de garzas y moritos comunes. Otros visitantes son el charrancito común, que ha tenido la colonia más numerosa del litoral onubense, con 289 parejas -principalmente en las balsas de dragado gestionadas por la Autoridad Portuaria de Huelva- y 175 pollos.

En esta zona se sitúa la única colonia de canastera común que existe en Huelva, la cual ha contado este año con 26 parejas y 23 pollos, sin olvidar que es un área propicia para la reproducción del águila pescadora donde este año nidifican seis parejas con diez pollos.