| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este lunes en Sevilla.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este lunes en Sevilla.

Ni Moreno ni los sevillanos se cortan con Sánchez: abucheado en directo

El presidente del Gobierno ha sido recibido en la capital andaluza entre fuertes gritos y abucheos en los dos actos en los que ha participado, uno de ellos en uno de sus principales feudos.

| Manuela Herreros Actualidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha viajado este lunes a Sevilla para participar en el acto de colocación de la primera piedra del tramo norte de la línea 3 del metro, donde ha compartido protagonismo con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), aunque en el caso del socialista ha recibido un gran abucheo y una sonora pitada en el barrio de Pino Montano donde arrancan las obras. Pero no ha sido el único, porque poco después ocurriría lo mismo en la localidad de Dos Hermanas, uno de los pocos feudos que mantienen los socialistas en la provincia.

Sánchez ha intentado evitar que el Gobierno andaluz se apuntara el tanto de las obras del metro y ha querido estar presente, a pesar de que 'la calle' ruge cada vez que pone un pie en ella. Así que recibe un desagradable recibimiento en Sevilla a cuenta de este proyecto vital para la ciudad, teniendo en cuenta que este medio de transporte público sólo cuenta con una línea en servicio y desde hace 15 años no se había producido ningún avance, hasta que lo abanderó la Junta.

 

Sánchez ha acudido franqueado por el ministro de Transporte, Óscar Puente, y la ministra de Vivienda, Isabel Rodríguez, a Sevilla, donde ha sido recibido al grito de "fuera, fuera" por parte de un nutrido grupo de personas, cuya protesta ha traspasado los muros de la sala donde han comparecido. Un abucheo con el que también ha tenido que lidiar poco después en la localidad de Dos Hermanas, donde las protestas se han intensificado durante un acto de vivienda pública, a pesar de ser una de las pocas grandes ciudades andaluzas en las que el PSOE mantiene el poder.

 

 

El alcalde y Moreno aprovechan el directo

Los socialistas con su líder a la cabeza 'aparecen' por Sevilla además en un momento de máxima tensión entre el alcalde de la capital hispalense, José Luis Sanz, con los ministros Puente y Rodríguez, tras el enfrentamiento público a cuenta de los agravios en las inversiones que reclama el regidor.

Al respecto, durante su intervención, el alcalde de Sevilla ha aprovechado el atril y el micrófono frente al presidente del Gobierno para señalar que la ciudad tiene un problema movilidad y pide "lealtad institucional" para resolver este y otros asuntos como el de vivienda o seguridad.

Pero ha sido Juanma Moreno el que ha puesto contra las cuerdas a Sánchez, porque además de destacar el impulso a la red de metro y al barrio de Pino Montano desde donde parte este tramo, ha reclamado cara a cara una financiación justa para la comunidad. "Pedirte la urgencia de la financiación autonómica" para poder realizar inversiones, espeta Moreno a menos de dos metros de Sánchez, al que le recuerda que "mientras esa ley avanza hay cuatro comunidades que estamos infrafinanciadas", según reconocen todos los organismos independientes y por el propio ministerio y "recibimos 1.500 millones de euros menos".

 

Moreno ha utilizando las 'distancias cortas' para dirigirse directamente al presidente Sánchez, pero no ha obtenido respuesta ni sobre la deuda ni al respecto de la reclamación para que convoque la Conferencia de presidentes autonómicos.

Sánchez con sonrisa forzada frente a un solvente Moreno

Sánchez en sus declaraciones se ha centrado sólo en la inversión del Gobierno en esta línea de metro, que es al 50% con la Junta, para "cumplir con Sevilla y con su gente", entre sonoros abucheos que provenían del exterior de la sala. Los vecinos de Pino Montano han lanzado fuertes gritos contra el presidente, aunque también otros contra el alcalde de Sevilla por falta de información sobre la afección de las obras y otros asuntos más locales como el sistema de contenedores del barrio.

El presidente del Gobierno ha tenido que pasar el mal trago en sus dos actos en Sevilla, donde además ha dejado pocos anuncios, sólo que de aquí a un año se activará la conexión con la estación de Santa Justa, frente al empuje que ha demostrado el líder andaluz.

Moreno en cambio ha demostrado que el proyecto ha sido una prioridad para su Gobierno, financiando el 50 por ciento del coste de la inversión de más de 1.300 millones de euros, a lo que tendrá que sumar otros 65 millones en solitario para material móvil. El líder popular no sólo se implica en este avance para Sevilla con este tramo que ahora arranca y que tiene un coste inicial de casi 100 millones, sino que ha anunciado ha publicado ya la licitación de la actualización del estudio de alternativas de la línea 2 del metro de Sevilla, con un recorrido inicial de 12,9 kilómetros y 17 paradas previstas, para conectar el entorno de la Cartuja correspondiente al edificio Torretriana y el barrio de Torreblanca, atravesando el casco histórico, los aledaños de Santa Justa, el polígono San Pablo y Sevilla Este.