19 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Mónica Oltra, vicepresidenta y portavoz del Consell
Mónica Oltra, vicepresidenta y portavoz del Consell

Abuso de menores: Oltra reprocha que salga más su nombre que el de su exmarido

La vicepresidenta limita su responsabilidad política a "dar explicaciones en Les Corts y a la prensa" mientras que Bonig reclama una "Comisión de Investigación" y que Puig "no se esconda"

| Alejandro Ferrer Edición Alicante

La condena a cinco años de cárcel a Luis Ramírez Icardi, exmarido de Mónica Oltra, por abusos sexuales a una menor ha centrado la rueda de prensa posterior al pleno del Consell. La vicepresidenta valenciana ha descartado elevar a la categoría de ceses o dimisiones "toda la responsabilidad política" que asume en primera persona tras la sentencia y considera que es suficiente "dar explicaciones" en la sede parlamentaria valenciana y a los medios de comunicación. Del mismo modo, la consellera de Igualdad admite errores en la gestión como "la no comunicación a Fiscalía de menores de cualquier sospecha de abuso" y para ello ha puesto de relieve que desde el ejecutivo valenciano se elaboró un nuevo protocolo que potenciaba "la obligatoriedad" de comunicar a la Fiscalía de menores el mínimo indicio.

Oltra se ha mostrado más tajante para negar que su relación personal con el condenado haya influido en la gestión que ha realizado el gobierno valenciano: "Rotundamente no". Una gestión que ha sido duramente criticada en la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia: "Hostilidad y absoluta falta de empatía que se trasluce en los informes aportados y que se elaboran por quienes, paradójicamante, estaban llamados a protegerla". La dirigente de Compromís no sólo no descarta que hubiera "desprotección" sino que también saca pecho del buen hacer de su Conselleria: "Los profesionales actuaron siguiendo los protocolos vigentes en aquel momento" y "los informes son consecuencia de la que niña recibió atención". En la misma línea, Oltra eximió de cualquier culpa o condena a su equipo de trabajo: "No se ha juzgado a la Conselleria, sino un caso de abuso sexuales".

"No se centran en la víctima, sino en mi relación con el condenado"

La vicepresidenta valenciana ha cuestionado a los periodistas "el interés" que ha despertado el caso en la opinión pública y "el tratamiento" que ha tenido comparándolo con otras sentencias: "En muchas crónicas se han omitido los apellidos del acusado, pero el mío no". Siguiendo la misma línea, la vicepresidenta señaló que "este caso ha despertado interés no por la razón de fondo, sino por mi relación personal con el acusado". Argumentaba esta reflexión poniendo de ejemplo la reciente sentencia de un caso de prostitución de dos menores en el centro de Monteolivente de Valencia: "Estas niñas también son víctimas y no ha despertado el interés de la oposición".

Bonig reclama una "Comisión de Investigación"

La sentencia al exmarido de Mónica Oltra sigue trayendo cola en la actualidad política nacional y valenciana. Este hecho ha servido de munición para que los partidos de la oposición "disparen" a la vicepresidenta en particular y al Botánic en general. Isabel Bonig ha aprovechado su reunión con Luis Barcala en el Ayuntamiento de Alicante para elevar el grado de "responsabilidad política" mostrado hasta ahora por el gobierno valenciano: "Habiendo una sentencia y la gravedad de las afirmaciones tendrá que aprobarse una Comisión de Investigación como presentó anteriormente el PP en las Cortes Valencianas y se denegó. Espero que ahora se apruebe por parte de todos los grupos políticos, en especial por parte del Botànic".

 

Del mismo modo, en respuesta a una pregunta de ESdiario, la líder del PPCV ha elevado el grado de responsabilidad política a cargos, y señala a su máxima representación en el gobierno valenciano: "La gravedad de las afirmaciones de la sentencia sobre el papel de Igualdad van más allá de Oltra. Ximo Puig debería dejar de esconderse, salir a dar explicaciones y asumir responsabilidades políticas porque él es el presidente y quien dirige la acción del gobierno".

Por último, la dirigente popular ha ensalzado la postura "ejemplar" y "respetuosa" de su partido en todo este proceso: "Hemos estado a la altura". Una actitud que choca con la que ha recibido por parte de sus "contrincantes"políticos: "A nosotros se nos ha acusado sin respetar la presunción de inocencia a nuestros compañeros. Después unos han sido condenados, pero muchos absueltos y nadie ha perdido perdón".

Hechos probados

La sentencia relata como hechos probados que el educador, Luis Eduardo Ramírez Icardi, abusó sexualmente de una menor que vivía en un centro de acogida dependiente de la Consellería de Políticas Inclusivas, dirigida por la vicepresidenta del Consell Mónica Oltra, por aquél entonces pareja y conviviente con el ahora condenado.

 

Relata que, en diversos periodos, la menor era castigada a dormir separada del resto de internos, por su mal comportamiento. Que tenía dificultades para conciliar el sueño, por lo que pedía al condenado que le hiciese masajes relajantes. Ha quedado probado en la sentencia que este aprovechaba que ella se quedaba dormida para coger su mano y masturbarse. Aunque ella aparentaba estar dormida, en el juicio aseguró que se daba cuenta de todo y que se hacía la dormida “por vergüenza”.

La Fiscal reprocha a la Conselleria

La Fiscal reprocha a la Conselleria de Políticas Inclusivas que obviasen datos del acusado en su informe y que ocultasen información, retrasando la investigación. La sentencia refleja que el departamento dirigido por Mónica Oltra cometió “irregularidades” en el tratamiento de este caso, que generaron desprotección a la víctima y restaron credibilidad a sus acusaciones.

 

El informe de fiscalía relata la falta de diligencia tomada en este asunto y la obstrucción que eso supuso para la investigación.

Entre los reproches a la falta de colaboración, el ministerio fiscal señala que “no deja de sorprender el hecho de que no solo no preguntaran a la niña por los presuntos abusos, sino además que no se diera cuenta a la Fiscalía de Menores de los mismos”.