| 26 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Jorge Vilas, responsable nacional de CSIF prisiones, y José Ramón López, presidente de ACAIP-UGT.
Jorge Vilas, responsable nacional de CSIF prisiones, y José Ramón López, presidente de ACAIP-UGT.

Los funcionarios de prisiones piden “dimisiones” y “un giro” de Marlaska

Aunque desde Instituciones Penitenciarias se ha producido el cese de la subdirectora del centro penitenciario Alicante II, en Villena, los sindicatos consideran esta medida como insuficiente

| A. Maestre Edición Alicante

Las organizaciones sindicales ACAIP-UGT y CSIF han exigido la dimisión del Secretario General de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, y añaden que “de no producirse debe ser inmediatamente cesado por el Ministro del Interior”. También han solicitado que sea cesado de su cargo el director del centro penitenciario de Villena, Feliciano Grego, tras la detención de la subdirectora de seguridad de este centro por un presunto delito de simulación de delitos.

Aunque desde Instituciones Penitenciarias se ha producido el cese de la subdirectora del centro penitenciario Alicante II, en Villena, los sindicatos consideran esta medida como “totalmente insuficiente”. Argumentan que los hechos ocurridos “son de extrema gravedad, más si se tiene en cuenta el desprestigio que supuso para los trabajadores penitenciarios las acusaciones que se vertieron sobre ellos”. Así lo han manifestado Jorge Vilas, responsable nacional de CSIF prisiones, y José Ramón López, presidente de ACAIP-UGT.

 

Desde estas organizaciones se ha reiterado la total “incompetencia y la deriva a la que están llevando a la institución los actuales responsables”, por lo que consideran necesario un cambio de los mismos, y de no producirse, señalan al propio Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, como “responsable del deterioro del sistema penitenciario español”.

Cuando la subdirectora cesada denunció la supuesta agresión, el propio Ministro Marlaska la calificó de “verdadera funcionaria”, y el Secretario General encabezó las concentraciones que desde la administración se promovieron, siendo la primera vez que se hacía algo semejante.

 

Los funcionarios penitenciarios reprochan que cuando ellos han denunciado las agresiones que sufren los trabajadores de los centros “cada 36 horas”, la falta de personal en todas las áreas, el déficit de medios materiales, el déficit de infraestructuras, de plazas psiquiátricas, la mala fe en la negociación por la administración, el desprestigio al colectivo por sus dirigentes, los problemas con la clasificación de los internos, en definitiva, la deriva de la institución, “no hay respuesta por la administración”.

Reclaman que el Ministro de Interior “debe asumir sus responsabilidades y dar un giro a la institución para reconducir la situación, sino será el principal culpable de lo que ocurra en los centros penitenciarios españoles”.