23 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

El turismo de Benidorm clama contra el Gobierno por los ERTES

Unos 700 vehículos se movilizan en caravana convocados por todas las asociaciones empresariales vinculadas al turismo para pedir al Ejecutivo que adopte “medidas excepcionales”

| Julio Marín Edición Alicante

Todos remando en la misma dirección. Así se ha mostrado hoy el sector turístico de Benidorm en la que ha sido su reivindicación más sonada. Una movilización para reclamar medidas excepcionales que ha tenido eco en todos los sectores de actividad y que ha superado las expectativas de los
convocantes.

Unos 700 vehículos –más de 600 en la salida y algo menos de un centenar que esperaban en la llegada- se han dado cita en la manifestación convocada para demandar soluciones urgentes que eviten el cierre de negocios y el desempleo de miles de trabajadores. En Benidorm calculan
que la pérdida de empleos podría afectar a unos 15.000 trabajadores.

La caravana ha comenzado en el parking de Aqualandia y ha finalizado su recorrido por varias de las principales vías de Benidorm en el aparcamiento de Terra Mítica. En el camino han ido recogiendo los aplausos y apoyos de los miles de transeúntes que se han topado con ellos. Al término de la movilización se ha leído un manifiesto por parte de varios presidentes de las asociaciones empresariales, todavía sin conocer en ese momento el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los agentes sociales.

Los convocantes han cargado con dureza contra el Ejecutivo, al que han reclamado “medidas excepcionales”, como la prórroga de los ERTES de todas las actividades relacionadas con el turismo. Así, el presidente de los comerciantes, Raúl Parra, ha achacado al Gobierno la responsabilidad de
la pérdida de empleos y el cierre de negocios, mientras Juan José Pérez Parker, presidente de las agencias de viaje, ha recordado que el turismo ha caído un 70% y ha generado pérdidas “sin precedentes” de 400.000 millones en el primer semestre.

La empresa privada, ha afirmado Pérez Párker, “no puede asumir esos costes económicos y laborales” y de ahí la necesidad de las medidas “excepcionales”. Con el slogan “ERTE o muerte, salvemos Benidorm” Pérez Parker ha afirmado que la exclusión del acuerdo de sus actividades “será la crónica de una muerte anunciada del pequeño y mediano tejido empresarial de la ciudad”.

El presidente de la asociación que engloba a bares, restaurantes y cafeterías, Javier del Castillo, ha indicado que la supervivencia del sector depende “de los resultados favorables y del antídoto contra el coronavirus”. Pero hasta que llegue ese momento, las medidas a tomar, ha afirmado, deben ser “excepcionales, inmediatas y sin fisuras” para crear un escenario “estable y sin sobresaltos” para aplicar estrategias empresariales que viabilicen la subsistencia.

Los asistentes han insistido en la “flexibilización” de medidas restrictivas para los destinos turísticos que acrediten su seguridad y han reclamado ayudas a fondo perdido para los alquileres de locales, aprobar la reducción temporal del IVA para hostelería o restauración y renegociar y ampliar las carencias a dos años en las operaciones financieras vinculadas a la actividad empresarial.

Ha finalizado el acto el presidente de Cobreca, la cooperativa de bares y restaurantes, Pablo González, que ha subrayado que el sector se siente “despreciado, humillado y abandonado, pero todavía vivo”.