| 01 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen de la plataforma 'Podemos Recuperarlo'.
Imagen de la plataforma 'Podemos Recuperarlo'.

Aficionados se unen para protestar contra la gestión del Hercules C.F.

‘Podemos Recuperarlo’, plataforma creada por un grupo de aficionados al club alicantino, quiere canalizar todas las voces críticas en un único movimiento de protesta contra la familia Ortíz.

| Sergi Tarazona Edición Alicante

El Hercules Club de Fútbol, equipo histórico del fútbol valenciano y español, está pasando por una situación crítica. Con un equipo hundido en la cuarta categoría nacional y al borde del desastre económico, sus aficionados se han unido para protestar contra la “no gestión” de Enrique Ortiz y familia a través del movimiento ‘Podemos Recuperarlo’, una plataforma que pretende unificar en un único canal de comunicación todas las ideas, reivindicaciones, protestas…

ESdiario CV ha podido hablar con Xavi Mas, abonado del Hercules C.F., una de las personas que colabora con esta iniciativa. “Había muchos movimientos de protesta, pero cada uno hacía la guerra por su cuenta. Por este motivo decidimos unificarlo todo a través de esta plataforma que no tuviera históricos ni vicios para evitar cualquier tipo de conflictos”, subrayaba este aficionado al club alicantino.

‘Podemos Recuperarlo’, a simple vista, podría ser una acción como la que los aficionados del Valencia C.F. llevan a cabo a través de Libertad VCF para luchar contra la gestión de Peter Lim. Sin embargo, desde la plataforma intentan desmarcarse un poco de esa comparativa al considerar que no son situaciones similares. “Las posiciones de Valencia y Hercules no son las mismas. En cuanto a categoría, masa social… es todo mucho más humilde. No tenemos forma jurídica porque, a pesar de que queremos que las acciones perduren en el tiempo, no sabemos, todavía, hasta dónde podemos llegar”, sentenciaba Xavi Mas.

Otra de las cosas que diferencia a ambos movimientos es la forma jurídica. Hoy, ‘Podemos Recuperarlo’ no contempla la creación de una asociación con forma jurídica.

La organización de las protestas o reivindicaciones se realiza mediante un grupo de participación abierto donde están aficionados, colectivos, peñas y asociaciones tienen la oportunidad de lanzar allí sus protestas, reivindicaciones o ideas. La recaudación para llevar a cabo este tipo de iniciativas se hace mediante un crowdfunding y todo lo recaudado se gasta, íntegramente, en llevar a cabo este tipo de acciones. De hecho, para mostrar su transparencia, en su página de Twitter hay enlazado un documento de Google donde aparecen todos los números, tanto ingresos, como gastos, para todo aquel que quiera saber en qué se está gastando su aportación.

 

El inicio del crowdfunding actual, que en apenas una semana consiguió alrededor de 2.000 euros, era poner vallas publicitarias por la ciudad donde se criticara contra la gestión de la familia Ortiz. En un futuro, y una vez pasen las fiestas navideñas,  desde la plataforma tienen previsto dos cosas: En primer lugar crear un organigrama organizativo y ponerse a organizar las próximas reivindicaciones pensando en la vuelta a la normalidad de la competición, “tampoco queremos desvelar muchas de las cosas de las que vamos a hacer porque los tentáculos de la familia Ortiz son muy grandes”.

“No queremos que sean acciones esporádicas y sin criterio, sino que perduren en el tiempo y tengan cierta organización”. Detrás de este movimiento no hay ningún empresario o político, sin embargo, desde la plataforma son conscientes de que hay varios empresarios de la provincia que están por la labor de hacerse cargo del club. “Nosotros pedimos que esta gente que, supuestamente, está interesada, salga de forma pública y presente su oferta. La familia Ortiz siempre dice que nadie le ha presentado una oferta. Nosotros sabemos que esto es falso”, concluía este aficionado del Hercules.