| 15 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ana Sala, alcaldesa de Calpe, en la calle Puchalt, en el casco antiguo del municipio / Foto: David Monllor
Ana Sala, alcaldesa de Calpe, en la calle Puchalt, en el casco antiguo del municipio / Foto: David Monllor

Ana Sala: “Los vecinos nos eligen para que tomemos decisiones valientes”

La alcaldesa de Calpe considera “un acierto” haber celebrado las Fiestas Patronales “salvando todas las dificultades que han surgido” y se muestra muy satisfecha del pacto entre PP y Cs

| A. Maestre Edición Alicante

Calpe ha culminado esta semana sus Fiestas Patronales en honor a la Virgen de las Nieves, una tradición que se remonta a 1940. Están organizadas por una Comisión de Fiestas –cada año una- en colaboración con el Ayuntamiento y protagonizadas por la Reina y cortes de honor de tres generaciones: infantil, juvenil y adultos. Concretamente quienes tienen 8, 18 y 38 años, una particularidad a la que la pandemia ha añadido dificultad, ya que –al quedar suspendidas las de 2020- este año ha habido que combinar a dos comisiones para incluir a las del año pasado con las de este año y no alterar la tradición.   

En Calpe hay censadas personas de 100 nacionalidades distintas, un 40% de españoles y el resto de diferentes países del mundo. Es por ello que esta es una ciudad abierta, creativa, extrovertida y muy original. Mezcla el sabor de la tradición local con lo mejor de lo que cada residente foráneo ha traído al municipio. Pasear por su casco antiguo es una experiencia que nadie debería perderse. Te atrapa, te conquista y te hace volver, especialmente cuando se conoce a quienes allí han echado raíces. Pequeños restaurantes, pubs únicos -como el Fragata- o galerías de arte que hacen de las calles de Calpe un lugar único. Con el Peñón de Ifach de fondo –un paraje natural de extraordinaria belleza- hoy visitamos este municipio de la comarca de la Marina Alta alicantina para hablar con su alcaldesa, Ana Sala, sobre las costumbres y tradiciones de Calpe, su día a día y sus fiestas.  

- ¿Qué caracterizan a las fiestas patronales de Calpe? 

Son unas fiestas que respetan íntegramente la tradición, con las procesiones, las misas y una devoción muy grande a nuestra patrona, la Virgen de las Nieves, y con una gran participación de los vecinos. Este año tenemos cuatro reinas, dos adultas y dos infantiles, eso es algo insólito en la historia de nuestras fiestas. Las organizan las comisiones de fiestas de cada año, creadas por quintas de edad. Son los que en el año de las fiestas cumplen los 38, los 18 y los 8 años y que voluntariamente se apuntan. Sobre todo los mayores -entre los que cumplen 18 y 38- son quienes deciden qué eventos musicales se organizan y qué actividades se desarrollan, en coordinación total con la concejalía de fiestas del Ayuntamiento. 

- No ha sido fácil... 

No ha sido nada fácil. Primero por la pandemia. Teníamos muchas dudas de si celebrar este año fiestas o no, pero al final decidimos hacerlas, sobre todo por las comisiones y por quienes tienen el protagonismo. Hemos recibido críticas de quienes creían que debíamos suspenderlas, pero nosotros decidimos organizarlas, con toda la precaución y con la mirada puesta en la pandemia, pero quisimos hacerlo porque la vida sigue. 

Hace un mes no pensábamos que fuéramos a hacer ningunas fiestas porque la incidencia subió en la comarca de la Marina Alta, especialmente en Calpe. Yo temblaba cada día con los datos, pero decía que, si hemos apostado por esto, teníamos que ser capaces de sacar las fiestas adelante. Siempre con la salud como primera premisa, pero con la idea de impulsar la tradición calpina de nuestras fiestas patronales. Afortunadamente cuento con un equipo maravilloso. Me quito el sombrero y les agradezco su entrega y su dedicación absoluta, son especiales. Creo que en estas circunstancias es cuando se ve la capacidad de las personas. El equipo de gobierno y las comisiones de fiestas han demostrado estar a la altura, muy por encima de lo normal. 

Luego hemos tenido que salvar lo de hacer coincidir a dos comisiones en el mismo año. Cada comisión tiene su protagonismo durante todo el año. El ciclo festero empieza cogiendo las barras de las actuaciones musicales que se suceden en la Plaza Mayor desde agosto, y con actividades que se celebran durante todo el año. Los de 2020 llegaron hasta Semana Santa y no pudieron culminar con su año festero, así que había que permitirles que cerrasen ese ciclo. Los de 2021 no han podido hacer absolutamente nada y había que buscar la forma de darles protagonismo. Hay que entender que es su año, el año de sus fiestas, y es algo que llevan esperando mucho tiempo y les marca para el futuro.  

El mes de julio ha sido ‘un agosto’ para Calpe

- Será un recuerdo para toda la vida... 

Quienes participan en la fiesta, con ocho, dieciocho o treinta y ocho años, lo guardan en su memoria para siempre, y hacen un círculo de amigos que dura toda la vida. 

Ha habido quien quería que se trasladase la fiesta de año, para que no coincidiesen dos comisiones, pero eso significaría perder la esencia de la tradición. Especialmente para quienes cumplen 18 años, esta representación representa un antes y un después. Es su plena integración en la vida social de Calpe, en un año lleno de cambios. Generalmente terminan un ciclo educativo para embarcarse en nuevas experiencias, la universidad, vivencias fuera de casa, etc. Es por eso que para esos chicos y chicas es un momento muy especial que hay que permitirles vivirlo. En su año hacen amistades que les perdurarán por siempre. 

- ¿Y qué tal han ido las fiestas? 

Las fiestas han ido muy bien, han superado todas las expectativas. Yo cada noche, al llegar a casa, cerraba los ojos y me he sentido orgullosa de lo que estábamos haciendo. Creo que hemos conseguido dar a los calpinos lo que merecen, y hemos conseguido devolver la tradición e impulsar la economía estos días. 

Hemos hecho las dos presentaciones de la comisión de fiestas 2020 y 2021, tenemos cuatro reinas y queda de lujo salir a la calle y verlas. Es un orgullo haberlas podido sacar adelante. 

- Lo fácil era suspenderlas... 

Estamos aquí para tomar decisiones. En estos momentos son decisiones difíciles, arriesgadas. Lo fácil es no hacer nada, suspender, cruzarse de brazos y dejar pasar el tiempo, pero nuestros vecinos nos han elegido para que tomemos decisiones en los momentos difíciles, y este es uno de ellos.  

- A las dificultades se han unido los botellones del turismo joven, algo novedoso en Calpe... 

Sí, esa ha sido una dificultad añadida que hemos tenido que subsanar. Calpe no es un destino de turismo para jóvenes, porque aquí no hay locales de ocio joven, como grandes discotecas o zonas de marcha para turistas jóvenes. Somos un destino de turismo cultural, gastronómico, medioambiental y familiar. Pero este año, por razones que desconocemos, ha habido una gran afluencia de grupos de jóvenes que se han organizado sus propias actividades de ocio. Hubo botellones masivos donde la Policía Local tuvo que actuar. Inmediatamente organizamos una junta de seguridad y atajamos este asunto. Nos preocupaba mucho porque los jóvenes del municipio también se entremezclaban en esos botellones. Es una franja de edad que está todavía sin vacunar, lo que genera un riesgo alarmante si se hubiesen producido contagios masivos. 

En estas circunstancias es cuando se ve la capacidad de las personas

- Calpe es un referente turístico ¿Cómo va la campaña para el sector? 

El mes de julio ha sido ‘un agosto’ para Calpe. Este es siempre el mes por excelencia turísticamente hablando. Es el mes de veraneo en el que la mayoría de españoles tienen sus vacaciones. Este año tenemos mucho turismo nacional, alrededor del 90%. Tenemos algo único, que es nuestro casco antiguo. Eso, unido a la zona del puerto, con la lonja y los restaurantes a pie de playa, hace de Calpe un destino inigualable. Nuestro casco antiguo es un lugar especial que está siendo muy visitado por el turismo nacional que este año ha elegido Calpe como destino turístico. Si conseguimos equilibrar la cuestión económica con la salud habremos conseguido el objetivo que todos perseguimos. 

Yo estoy encantada y muy orgullosa de que el trabajo que se hace desde el Ayuntamiento para la promoción turística haya tenido tan buenos resultados. Hemos pasado un año muy duro y se ha sufrido mucho en el tejido empresarial calpino. Necesitamos políticas decididas, sobreponiendo la seguridad y la salud, que impulsen la economía y ayuden a nuestros hosteleros y comerciantes a salir adelante. Creo que lo estamos consiguiendo. 

Estamos planificando un viaje a Bruselas para llevarnos la pancarta y defender a los pescadores y a todo el litoral, desde El Campello, Santa Pola, La Vila, Calpe y todo el que se quiera unir

- Ha habido que reformular las políticas para ayudar al sector... 

Desde el minuto uno de la pandemia entendimos que el respaldo a los sectores productivos era una prioridad. Al día siguiente de decretarse el Estado de Alarma en marzo de 2020 ya estábamos reunidos para diseñar planes de apoyo al comercio y la hostelería. Llevamos más de tres millones de euros en ayudas y seguimos aprobando planes específicos para que nadie se quede atrás. Pensamos que el dinero tiene que estar en el bolsillo del contribuyente, que es donde mejor está, y hemos conseguido devolver a los ciudadanos el fruto de lo que pagan en impuestos, tasas y contribuciones especiales. 

Ana Sala y la concejala de Fiestas, Ana Perles

- La vida sigue y hay asuntos que no se detienen por la pandemia. Es el caso de las dificultades que tienen los pescadores. Calpe es un referente como puerto pesquero, con una lonja maravillosa y unos productos del mar autóctonos que marcan la gastronomía de la zona y la historia del municipio... 

La gente del pueblo se dedicaba históricamente a la poca agricultura que había y todo el mundo iba al mar o tenía alguna relación con el mar. Ahora hay once barcos en activo, pero en Calpe ha habido hasta 40 embarcaciones dedicadas a la pesca, y es tradicional que en todas las familias haya alguna conexión con el mar y el mundo de la pesca. Son muchas las familias que viven del sector hostelero y de la pesca. Aquí tenemos la gamba blanca, el pulpo y especies autóctonas que hay que priorizar y defender. Ahora se está trabajando con la concejalía de turismo para poner en valor –junto con los 3 estrellas Michelin que tenemos y con todo el sector hostelero- con una guía promocional que saldrá en unos meses. Estamos al lado de los pescadores y de los marineros, porque no son delincuentes, son trabajadores. Desde la Unión Europea se les trata de manera despectiva y eso no lo podemos permitir. 

Estoy en contacto con Loreto Serrano, la alcaldesa de Santa Pola, y estamos planificando un viaje a Bruselas a ver si allí podemos ‘dar caña’ en este sentido y llevarnos la pancarta para defender a todo el litoral, desde El Campello, Santa Pola, La Vila y Calpe y todo el que se quiera unir a nosotros. 

- Calpe está íntimamente ligado al mar... 

Aquí todo nos recuerda a nuestra tradición marinera. No solo el Puerto, un lugar maravilloso para comer o cenar pescado de la bahía a los pies del Peñón de Ifach. Esa es una experiencia maravillosa que nadie debería perderse. También el casco histórico. Tenemos la calle Pescadores, la calle Mar, la Plaza de los Marineros o el mítico pub La Fragata, por citar algunos, como iconos de nuestro municipio y tributos al mundo del mar. Es la cuna, la esencia y la idiosincrasia de este pueblo, donde todo está relacionado con el mundo del mar y de la pesca. 

- ¿Qué pasa con la piscifactoría, por qué están en contra de su ampliación? 

Los pescadores y los vecinos de Calpe se han manifestado contra este proyecto, al que también se ha sumado el Ayuntamiento. Es la segunda vez en la historia que el Ayuntamiento de Calpe participa en una manifestación vecinal. Primero fue contra un macro-proyecto urbanístico de construir un complejo hotelero en la ladera norte del Peñón de Ifach a principios de los 90. Gracias a la movilización social se consiguió paralizar. Ahora nos movilizamos contra la ampliación de la piscifactoría porque creemos que es muy perjudicial para el municipio, por el impacto medioambiental, por el perjuicio turístico y por la mala imagen que proyecta de la bahía y del propio Peñón de Ifach. 

Había construidas 12 jaulas que se llevó el temporal Gloria a principios de 2020. Ahora hay un proyecto de ampliación que contempla 45 jaulas marinas. Quieren desmantelar la piscifactoría de Altea y centralizarlo todo aquí. Eso generaría un impacto medioambiental muy perjudicial para Calpe, y no queremos que se produzca. Estamos a favor del crecimiento de las empresas, pero con respeto al entorno natural en el que vivimos. Preferimos que se busquen otras alternativas que no perjudiquen al municipio. En los próximos días tengo una reunión con los representantes de la empresa, y espero poder reconducir la situación. Ahora mismo, en cualquier fotografía que se haga del Peñón de Ifach sale la piscifactoría de fondo, y eso es algo que deberíamos evitar. 

La Consellería de turismo, a través del director general Herick Campos, se ha sumado a esta reivindicación y nos ha pedido las alegaciones que nosotros enviamos en su día. Nos han dicho que nos van a apoyar y que se suman a esta reivindicación. 

- ¿Cómo se plantea el futuro para Calpe? 

Con esperanza e ilusión de poder llevar a cabo y culminar la legislatura con lo que nos hemos comprometido con los ciudadanos. Tenemos proyectos pendientes –que se habían quedado paralizados por la situación- y que queremos desarrollar. 

El ciudadano lo que quiere es que demos respuesta a sus problemas y yo creo que hemos estado en todo momento al lado de los calpinos, atendiendo las necesidades que en cada momento han surgido. 

- Usted gobierna con el Partido Popular en coalición con Cs ¿Cómo es esa convivencia? 

Es perfecta. Hay una empatía y simpatía que hace que seamos un equipo de gobierno cohesionado. Después de 2 años de convivencia entre PP y Cs puedo sentirme muy orgullosa de la labor de todos los concejales. Yo les he dado a todos mucha autonomía para que desarrollen su trabajo, y eso se está notando en la gran cantidad de iniciativas que cada uno saca adelante. Nuestros socios de Cs son unas excelentes personas que están gestionando las concejalías que pidieron en su día, cuando firmamos. 

El ‘efecto Ayuso’ ha conseguido ilusionar a la gente con al Partido Popular y Carlos Mazón será el próximo Molt Honorable President de la Generalitat Valenciana

- ¿Y cómo les trata la oposición? 

La oposición hace su trabajo, que es fiscalizar la gestión del equipo de gobierno. Hay oposición seria, pero hay otros que no están a la altura. No me refiero a partidos, sino a personas que están en un determinado partido. Yo valoro la oposición que hace en Calpe el grupo Compromís -estando en las antípodas ideológicas mías- porque proponen y fiscalizan con criterio político. También valoro mucho al portavoz del PSPV-PSOE, creo que es una persona seria y coherente, pero hay algún concejal en su grupo que se toma la política municipal de otro modo, como un enfrentamiento personal constante, intentando judicializar cada paso y empañando el trabajo que se hace en el día a día. Luego está el grupo ‘Defendamos Calp’, que más bien deberían llamarse ‘Hundamos Calp’, porque no tienen propuestas constructivas ni colaborativas, siempre intentan paralizar y destruir el trabajo de los demás. Nosotros –PP y Cs- sí que defendemos Calpe porque amamos esta tierra. 

- ¿Cómo ve al Partido Popular en la actualidad? 

Lo veo como nunca. Creo que Isabel Díaz Ayuso ha sido el revulsivo, junto con José Luis Martínez Almeida. Han sido el detonante que necesitaba el partido para ilusionar a la gente y hacernos reaccionar. Se ha demostrado que la gestión del Partido Popular es eficiente, es eficaz y es la que resuelve los problemas de los de los vecinos. Los hosteleros y comerciantes, el particular o el pensionista, yo creo que es el momento de aplicar las políticas del Partido Popular para impulsar el desarrollo de nuestros vecinos, y la gente así lo percibe. 

- ¿Y Carlos Mazón? 

Será el próximo Molt Honorable President de la Generalitat Valenciana con toda seguridad. Estamos preparados en cualquier momento para lo que venga. La gente nos mira ahora de otra manera. Se ha pasado mucho, yo lo que detecto en Calpe. Hay cierta tranquilidad porque el equipo de Gobierno está dando respuesta a los problemas y eso genera que la gente esté tranquila. Al final la gente lo que quiere es trabajo. Si hay trabajo hay bienestar, y la gente lo que quiere es vivir tranquila con su familia y haber superado la pandemia que era el miedo de todo el mundo. 

Carlos Mazón trae al Partido Popular la ilusión que comenzó con Ayuso y con Almeida, con soluciones económicas, bajada de impuestos, impulso a la iniciativa de las personas y libertad, que es lo que todos buscamos. 

- Por terminar por donde hemos empezado, ¿qué le pide a la Virgen de las Nieves? 

Que salgamos de esta pandemia cuanto antes y que ella esté a nuestro lado. Siempre está, pero especialmente creo que se ha portado muy bien con nosotros este año. El otro día en la ofrenda lo dije a los que estaban allí, que la patrona estaba siendo muy generosa con los calpinos, muy generosa. Nos ha permitido celebrar las fiestas protegiéndonos y el año que -si ella está aquí con nosotros- seguiremos celebrándolas como siempre. 

- Que así sea, muchas gracias  

Gracias a ustedes. Aquí son bienvenidos siempre quienes quieran disfrutar de nuestro municipio, de nuestra gastronomía, nuestro casco histórico, el puerto y el turismo medioambiental. Les recibimos a todos con una sonrisa, agradecidos y con los brazos abiertos.