| 19 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Nuño de la Rosa ha visitado las XX Jornadas Gastronómicas del Restaurante Ya de Aspe
Pedro Nuño de la Rosa ha visitado las XX Jornadas Gastronómicas del Restaurante Ya de Aspe

La XX semana gastronómica del ‘Ya’ en La Riera

Ernesto Mira y su familia han sido capaces de crear y ensamblar todo un grupo gastronómico con restaurantes y gastrobares, además de espacios de referencia para celebraciones y catering

Nunca hubiera podido imaginar la abuela de los Mira que aquel barecillo y fonda montado en el centro de Aspe acabaría siendo un emporio gastronómico gracias a sus herederos en el arte de la cocina y el oficio de la hostelería.

Hoy, las dos ramas de los Mira, Alfonso y Teo, por un lado, con su muy consolidado restaurante "Alfonso Mira", del que ya hemos escrito en reiteradas ocasiones; y Ernesto Mira Sebastián, harto capaz de crear y ensamblar todo un grupo gastronómico con restaurantes y gastrobares, además de espacios de referencia para celebraciones, probablemente el grupo hostelero-gastronómico (no perteneciente a cadenas nacionales e internacionales) más fuerte de la provincia de Alicante y quizás de la Comunidad Valenciana.

Con orgullo bien entendido han alcanzado su ya XX Semana Gastronómica rematada el pasado domingo con esfuerzo y éxito más que meritorios, porque muchos de estos eventos mueren al poco de arrancar, sea por falta de convocatoria, o por inmadurez manejando los catering.

Iniciaron el miércoles 6 de abril con un monográfico de la carne, destacando la chuleta de vaca; siguiéndole el jueves con un menú mediterráneo, donde mandaban los arroces; el viernes, al que acudimos por ser el menú más genuinamente alicantino, muy extensivo como es esta provincia; y una oferta andalucista homenajeando a la Feria de Abril el sábado; concluyendo el domingo con el menú del chef compuesto por sus virtuosismos comprobados desde un bacalao al pilpil a un arroz meloso con bogavante.

El viernes 8 de abril nos propusieron unas entradas a base de nísperos con foie caramelizado, variante de la combinación acostumbrada con pera; me gustaron más los ajetes tiernos con mollejas y alcachofas, encumbrados por un huevo de codorniz a baja temperatura; y sobresaliente el arroz en costra a manera de entradilla, pues guiso de pulpo con pelotas de puchero aspense.

Como primer plato un judión (en su tamaño) con almejas, y almendra (obviamente marcona). Siempre recordaremos La Máquina de Oviedo, pero estos judiones también tenían su ciencia guisandera. El "segundo", que no deja de ser otro primero, un arroz meloso de verduras, presa ibérica y abundosa trufa de temporada, resulta imaginativo, pero preferimos su clásico encostrado desde Rupert de Nola, y del que el arrocero de los Mira Sebastián es todo un experto en su trayectoria histórica y confección del Camp d'Elx.

Y como postre un panettone con terminación de chocolate y crema pastelera tostada, elaborado por el también aspense Juanfran Asencio, con permiso de los Torreblanca, de los mejores que he probado. Llevando el maridaje un Vega Cuyar blanco de meseguera alicantina, un tinto Monastrell Finca Selles, y un Juvé & Camps (Penedés todoterreno).

Resumiendo: el restaurante Ya de Aspe sobredimensionado en cáterin. Como dice el tango: veinte años no es nada", pero hay que cumplirlos. Felicidades.