29 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi (i) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), en la presentación del Plan de Acción para la Internacionalización de la Economía Española 2021-2022,
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi (i) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), en la presentación del Plan de Acción para la Internacionalización de la Economía Española 2021-2022,

La Quinta Columna: Indultos empresariales

Ahora, solo les queda lloriquear para disimular su incompetencia frente a Madrid. Pura melancolía.

| Enrique Martín Edición Alicante

El presidente del PP, Pablo Casado, ha hecho lo correcto: recordar a los empresarios catalanes que nadie está por encima de la Ley. Un país no es nada sin empresarios, pero los empresarios no están por encima del país.

Muchos de los que reclaman la “normalización” por la vía de los indultos fueron parte del golpe de estado independentista, con su calculada equidistancia o con su reprobable militancia. Su postura viene ahora determinada por la fuga de empresas y la pérdida de competitividad de su economía, que no es otra cosa que la consecuencia de sus propios actos. Por eso debe prevalecer la Ley: a los niños hay que enseñarles a responsabilizarse de sus errores.

El apoyo de los empresarios catalanes a la estrategia de Sánchez revela su incapacidad para dominar al monstruo que ellos mismos crearon, pero también su resistencia a aceptar que han perdido para siempre la formidable ventaja competitiva que les proporcionaba el espantajo nacionalista, azuzado contra España cada vez que había que llenar el cazo.

 Tras los indultos vendrá la batalla contra el presunto dumping fiscal de Madrid - lo que de verdad importa a los cínicos no son las banderas, sino el arqueo al final de la jornada

Al quemar su último cartucho con la Declaración de Independencia más alelada de la Historia, comprobaron que no pueden desafiar al Estado de Derecho. España está construyendo ahora su verdadera Leyenda, la de una de las grandes naciones históricas y de las democracias más
avanzadas del mundo. La leyenda negra ha muerto. España puede vencer a los traidores sin cañones, con la sola fuerza de la ley. Por eso, solo la ley, y no la política, debe regir la concesión de los indultos.

Después de los indultos vendrá la batalla contra el presunto dumping fiscal de Madrid - lo que de verdad importa a los cínicos no son las banderas, sino el arqueo al final de la jornada. Sin embargo, las grandes dinastías empresariales en el País Vasco y Cataluña se beneficiaron en el siglo XIX del proteccionismo que convirtió al resto de españoles en mano de obra barata de su industria y rehén de sus productos. Y en el siglo XX nuevamente gozaron de los privilegios que les otorgó Franco. Eso sí que es deuda histórica, la que tienen con el resto de los españoles. Ahora, solo les queda lloriquear para disimular su incompetencia frente a Madrid. Pura melancolía.

A la libertad ejercida exitosamente por los madrileños le llama “procés”. Casi inspira ternura, por lo patoso.

Ante la torpeza de Garamendi, la CEV socialistópata ha guardado silencio y ha dejado que aletee, hasta apagarse lánguidamente, la insustancial cháchara del President en el Círculo de Economía. Cada vez que habla de modelo de Estado, proyecto “convergente” o “vía valenciana”, Ximo se
aturulla. Se mostró comprensivo y dialogante frente al “procés” que amenazó la libertad y la igualdad de los españoles, pero a la libertad ejercida exitosamente por los madrileños le llama “procés”. Casi inspira ternura, por lo patoso.

Otrosí Digo: Juan Ramón Gil me copió cuando pasó de considerar a Perfecto Palacio como una estrella rutilante a pedir su dimisión en un reciente editorial. Hay dos razones que explican este cambio de opinión tan estruendoso. La primera: el editorialista del Información me admira
sinceramente. Soy el hombre que él no pudo ser. La segunda: la CEV ha dejado de pagar la mordida al medio y este es un aviso a Salvador Navarro, el vertebrador que surgió del barro. Como en la moraleja: ¿de dónde sacasteis confiar las ovejas a un lobo?