| 14 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Romeria de Santa Faz 2022. Imagen de archivo.
Romeria de Santa Faz 2022. Imagen de archivo.

Consejos para la Romería de la Santa Faz

De la mano del servicio de fisioterapia del hospital Vithas Medimar, estas son las recomendaciones a los peregrinos de la Santa Faz para la romería alicantina

| Juanjo Morote Edición Alicante

El jueves 20 de abril se celebra en Alicante la romería de la Santa Faz, jornada en la que miles de personas salen a caminar cumpliendo marchas de larga distancia, con motivo de esta celebración. 

Se trata de un total de ocho kilómetros que los peregrinos realizan a pie entre la Concatedral de San Nicolás de Alicante hasta la llegada al monasterio de la Santa Faz.

Muchos de estos peregrinos, por diferentes motivos, suelen padecer problemas relacionados con la intensidad de la marcha, tales como heridas, rozaduras e incluso, lesiones. Adrián Zafra, coordinador de la unidad de fisioterapia del Hospital Vithas Medimar, advierte que someter al cuerpo a marchas de larga distancia puede provocar la aparición de diversos problemas a nivel músculo esquelético, principalmente en miembros inferiores: “Entre los más comunes podemos encontrar las sobrecargas y calambres musculares”.

Entrenamiento previo, hidratación y calzado adecuado

Especialmente para aquellas personas que no tienen el hábito de caminar, el especialista aconseja entrenamiento previo, precisamente para acondicionar el cuerpo al esfuerzo al que va a someterse, calzado deportivo adecuado, hidratación abundante durante todo el recorrido y, si se requiere mochila, que pese como mucho el 10% del peso corporal.

No buscar la comodidad adecuada al iniciar la marcha, provoca la aparición de molestias como la pesadez en músculos y dolor repentino y agudo

 Zafra avisa de que, en el momento de la aparición de estos síntomas, lo más útil es recurrir a los estiramientos y un ligero descanso, pero sin llegar a enfriarse del todo: "En el caso que aparezca un dolor evidente que te impida seguir caminando con normalidad se debe solicitar asistencia”.