| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Cabalgata de Reyes en Alcoi que este año "continuará contratando desfiles con animales", según ha denunciado FFW este martes. - AVAN
Cabalgata de Reyes en Alcoi que este año "continuará contratando desfiles con animales", según ha denunciado FFW este martes. - AVAN

“Negacionistas del bienestar animal”: La cabalgata de Alcoy puesta en duda

La Fundación Franz Weber (FFW) ha recogido 77.000 firmas contra el uso de especies silvestres en cautividad en actividades públicas, como los dromedarios en las Cabalgatas de Reyes.

| Sergi Tarazona Edición Alicante

El uso de animales en espectáculos es una cuestión que lleva años a la orden del día y vuelve a los medios estos días por las cabalgatas de los Reyes Magos. Algunos Ayuntamientos, para evitar polémicas, como Vigo, Valencia o A Coruña, han decidido no utilizar animales en este tipo de acontecimientos, sin embargo, en Alcoy, donde se celebra la Cabalgata de Reyes más antigua de España, todavía se hace uso de dromedarios, algo que no gusta a los animalistas.

En un comunicado, la ONG, Fundación Franz Weber (FFW), tacha a esta ciudad alicantina de "negacionista en bienestar animal" porque su tradicional cabalgata volverá a contar con animales en los desfiles como dromedarios.

FFW lamenta que algunas localidades "se resistan a apostar por recreaciones y animación diferente" y defiende que "el veto a este tipo de maltrato hacia los animales sería muy sencillo", con lo que apuesta por que el Ayuntamiento de Alcoy deje de realizar convenios o contratos con entidades que promueven estos espectáculos "lamentables".

A su juicio, la Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy evidencia cómo caricaturizar el sufrimiento animal con dromedarios sufriendo un intenso ruido ambiental, tocamientos de las personas asistentes y una música ensordecedora. Todo esto, denuncia, contribuye a generar "una imagen radicalmente equivocada de los animales, en especial a las niñas, niños y adolescentes que pueden participar de la actividad".