| 22 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Las cacatúas robadas en Benidoleig
Las cacatúas robadas en Benidoleig

Secuestradores de cacatúas: la trama que atemoriza la Costa Blanca

Las aves exóticas caras se convierten en objeto de bandas que las roban y luego las revenden. Un matrimonio de Benidoleig denuncia su angustia y alza la voz para acabar con esto

Las aves exóticas como las cacatúas o los guacamayos se han popularizado como mascota en la Comunitat Valenciana y cada vez hay más familias que los tienen como un miembro más de la familia. El problema es que con este fenómeno también han surgido las bandas de secuestradores. Sí, como lo oyen. Estas aves pueden costar miles de euros y los secuestradores entran en las casas, los roban y luego lo revenden o piden un rescate. Un matrimonio belga residente en Benidoleig, en la Costa Blanca, ha dado la voz de alarma tras el robo de sus dos cacatúas y la angustia que están padeciendo.

El matrimonio belga, afincado en la Costa Blanca desde hace 35 años, pide ayuda tras el secuestro de sus dos cacatúas, Inti y Kila. La noche del 19 de enero las cámaras de la casa captaron a dos personas encapuchadas bajo una lluvia muy fuerte que saltaron la valla del núcleo zoológico, rompieron el candado del voladero y robaron las cacatúas.

“Fue un rapto violento, muy violento, y esto nos rompe el corazón. Encontramos plumas, crestas y plumón por todo el recinto”, denuncia el matrimonio de Benidoleig. El caso está denunciado ante la Policía Nacional y la pareja señala que el suceso “nos ha hecho perder la sonrisa, la alegría, la razón de estar, el apetito y el sueño”.

Detrás del robo, los ladrones buscan sacar dinero por estas aves. Así, el matrimonio belga ha logrado recuperar al macho de sus cacatúas, Inti, al detectar que lo estaban viendo y pedirles 2.000 euros por su devolución. La hembra, Tila, continúa secuestrada aunque siguen una pista, y suplican ayuda para recuperarla. El matrimonio belga sospecha que se quiere revender la hembra en el mercado negro por miles de euros, porque hay pocas hembras adultas de cacatúa para criar y tiene por tanto mucho valor.

Kila tiene que estar perdida y sola sin su compañero Inti, sin nuestros mimos diarios, sin sus vuelos libres por el jardín, sin su dieta especial, sin nuestros saludos a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde. Inti la llama sin parar. Ayudadadnos a encontrarla por favor”, es el clamor de desesperación de este matrimonio belga de Benidoleig ante la trama de secuestro de cacatúas.