| 01 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Ana Sala, alcaldesa de Calpe: “El impacto de la piscifactoría hace mucho daño"

La ampliación de jaulas de la piscifactoría ha generado en Calpe un gran malestar social por el impacto visual que generan y la contaminación que someterá a la bahía y al entorno del Peñón

| A. Maestre Edición Alicante

La ampliación del número de jaulas de la piscifactoría de Calpe ha generado un gran malestar entre los colectivos sociales, culturales, empresariales, comerciales o políticos del municipio, porque no ven bien la ubicación de esta granja de acuicultura en plena Bahía de Calpe, a vista de pájaro del Peñón de Ifach, un paraje natural que representa un icono turístico y medioambiental en el municipio. 

Este es el principal foco del Foro Medio Ambiente, Economía y Sostenibilidad’, que ESdiario celebra este jueves, 3 de noviembre, en el Hotel Suitopía de Calpe. Allí analizaremos todos los aspectos que afectan a esta ampliación de la piscifactoría, que está en plena ampliación del número de jaulas hasta llegar a las 45 que la Consellería de Medio Ambiente ha autorizado. 

Hoy hablamos con Ana Sala, alcaldesa de Calpe, para conocer los motivos del rechazo de la sociedad civil calpina que ha generado este proyecto. 

- ¿Por qué no están de acuerdo con la ampliación de número de jaulas? 

Fundamentalmente por el grave impacto visual que genera en nuestra costa, una bahía única y singular, donde el impacto visual es inmediato. De 6 jaulas que teníamos hemos pasado hoy a 24 y va a llegar hasta 45.  

El impacto económico está relacionado con el impacto visual y el ambiental. Somos un municipio eminentemente turístico que nos ha costado muchos años y esfuerzo de empresarios y tejido asociativo calpino y de toda la gente que ha venido a Calpe a construir esta ciudad, una de las más importantes de la Comunidad Valenciana en camas hoteleras, y esto nos hace un daño increíble. 

- Las jaulas de la piscifactoría ya se han integrado al idílico paisaje de la bahía de Calpe... 

Si sigue manteniéndose esta autorización y no se revoca –tenemos presentado un recurso contencioso administrativo- el horizonte de nuestra costa se verá muy perjudicado. Ahora mismo ya está muy dañado. En la playa del Arenal-Bol ya tienes la foto plagada de un montón de jaulas, en una zona donde están pasando las embarcaciones, por lo que también está dañando al deporte náutico.  

Pronto tendremos el puerto deportivo Puerto Blanco -si de una vez por todas la Conselleria de Medio Ambiente da el visto bueno para que la empresa concesionaria pueda iniciar las obras- que va a ser un puerto emblemático.  

Con la instalación de la piscifactoría el deporte náutico está muy fastidiado, porque todas las regatas pasan por ese entorno. Pero también nuestra pesca tradicional y los marineros de toda la vida. Somos un pueblo de origen marinero. Aquí fundamentalmente las familias se dedicaban al mar. Había 30 embarcaciones y ahora estamos con 11 embarcaciones de pesca y la gente del mar está sufriendo mucho porque se les está tratando como delincuentes, acotando el espacio y los días de pesca.  

En la piscifactoría el pescado se alimenta de pienso, que tiene un componente de antibiótico. Eso lo dicen los expertos, no lo digo yo. Con el tiempo se verá el daño medioambiental que genera. No está muy justificada la invasión que están permitiendo de las piscifactorías y en el futuro tendrán que dar muchas explicaciones. 

Podría estar mucho más lejos de nuestra playa, eso es lo que no queremos, para evitar el impacto visual y medioambiental

- Aunque cuenten con todos los permisos de la Conselleria y aunque esté dentro de esas cotas de contaminación permitidas por Medio Ambiente y por el Gobierno de España, con el paso del tiempo se acumularán residuos y se va a ir oscureciendo el agua por los piensos y los productos fitosanitarios con los que se trata... 

Eso nos preocupa ya. Nuestra conclusión es que esto es un negocio muy rentable. Este equipo de gobierno que presido hemos apoyado a las empresas a invertir en el pueblo para generar riqueza y puestos de trabajo. Tenemos una excelente salud turística, por eso este puente de Todos los Santos hemos tenido el pueblo lleno de gente, porque tenemos algo especial. Tenemos un poquito de todo y eso nos hace singulares. 

- De lo que hablamos es de la idoneidad de la ubicación. Podría estar en otra parte que no perjudicase tanto al municipio... 

Podría estar mucho más lejos de nuestra playa, eso es lo que no queremos. Es precisamente eso, evitar el impacto visual y medioambiental de este tipo de granjas. El mar está en continuo movimiento, las corrientes van para dentro y para afuera y esparcen los componentes químicos que vierte esta empresa. 

- ¿Tiene esperanza de que la sustituta de Mireia Moyá trate esto con más sensibilidad? 

Tengo cero esperanzas porque vienen elecciones. Está todo el mundo nervioso y no van a mover nada porque están en otra película. Y Mientras tanto los ayuntamientos y los ciudadanos estamos sufriendo porque dependemos de otras administraciones. Si a mí me dan las competencias resuelvo lo que es bueno para mi pueblo. Pero el problema que tenemos es que dependemos de otras administraciones y hay una parálisis en todos los sentidos que no os podéis ni imaginar.  

- Este jueves vamos a hablar más ampliamente de este asunto en el Foro ‘Medio Ambiente, Economía y Sostenibilidad’ en el Hotel Suitopía...  

Vamos a aprender mucho en esa jornada que nos va a venir a todos muy bien. En este tema hace falta poner todo sobre la mesa para que sepamos dónde estamos.  

- Muchas gracias alcaldesa 

Gracias a vosotros.