| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Calpe, un municipio unido contra la invasión de una piscifactoría

Todos los colectivos sociales, comerciales, hosteleros, turísticos, medioambientales y políticos del municipio reclaman a la empresa Avramar y a la Generalitat Valenciana que les escuchen

| A. Maestre Edición Alicante

El FORO de ESdiario celebrado este jueves 3 de noviembre en Calpe ha puesto de manifiesto el gran consenso social que hay en el municipio en defensa de su litoral y de su patrimonio medioambiental, económico, turístico y tradicional, que ven peligrar por la ampliación en el número de jaulas de la piscifactoría que hay instalada en plena bahía.

La alcaldesa de Calpe, Ana Sala, ha explicado a ESdiario que estas instalaciones de la macro-granja de peces genera un gran “impacto visual, impacto económico, impacto medioambiental y al final es un negativo impacto al sector turístico”. Sala ha recordado que en este municipio “somos un pueblo eminentemente turístico, vivimos del sector servicios, y esta ampliación de la macro-granja marina -que empezó con 6 jaulas, va por 24 y acabará siendo de 45 jaulas- nos va a hacer un daño brutal al municipio”.

Ana Sala defiende que Calpe tiene “una bahía singular, muy especial, donde ya se puede ver el negativo impacto visual desde cualquier punto de la costa”.

Consenso social

La defensa de la bahía, junto al Parque Natural del Peñón de Ifac, ha unido a comerciantes, hosteleros, ecologistas, colectivos sociales, vecinos y políticos de todos los signos frente a lo que consideran un perjuicio sin precedentes para el municipio. “Ojalá me equivoque”, dice José Malagón, presidente de AEMCO (empresarios y comerciantes de Calpe) “pero creo que nos va a afectar a nuestra economía, que depende totalmente del turismo”. Lamenta que “el impacto medioambiental que eso hace es visible y, si después ensucia nuestras playas, estamos perdidos”.

Concha Ramos es vecina de Calpe, implicada en los asuntos que afectan a la cnvivencia del municipio. Ha asistido al Foro de ESdiario, donde valora que “la conclusión es muy positiva”. Al término de las ponencias y los turnos de preguntas ha manifestado que espera “que esto se pare, porque nos perjudica a todos, no solamente en lo social, económico o paisajístico, sino a también en la salud”. Concha se ha mostrado “convencida de que se va a parar, porque desde Calpe se está haciendo una gran labor de defensa del litoral”.

El presidente de la Asociación Ecologista de Calpe, Marco Bitnner, ha explicado a ESdiario que “nos hemos dado cuenta ya de que el impacto visual es enorme. Toda la gente pregunta y cuando les explicamos a nuestros huéspedes, a nuestros visitantes que se trata de una macro-granja, en seguida lo asocian con una macro-granja porcina y ovina, con todo lo que implica de restos de pienso y de las heces”.

“Por la corriente natural del Mediterráneo todo eso va hacia Altea, pero en un momento dado podría invertirse esa pluma de vertidos y estar en la bahía de Calpe. El impacto visual es insostenible.

El presidente del Club Náutico de Calpe, Juan Veillure, valora que “por primera vez hay un movimiento muy participativo de todos los partidos políticos del ayuntamiento, de toda la sociedad calpina unida, y me ha parecido interesante, por lo menos él. Las personas que han participado tienen una muy buena preparación para poder defender esta causa, espero que así sea”.

Contaminación de las playas

El Patrón Mayor de la Cofradía de pescadores de Calpe, Paco Catalá, se muestra “optimista”, porque piensa “que esto se puede solucionar”. “Nuestro producto, que es el pesca de pescado salvaje, no tiene que ver con este producto que ahora se está implantado desde las piscifactorías”. Catalá alerta del peligro de que se puedan escapar peces que puedan estar contaminados, como ya pasó con el temporal Gloria, que se rompieron las jaulas.

El presidente de la Cofradía de pescadores de Calpe, Santos Pastor, ve en la ampliación del número de jaulas de la piscifactoría “una amenaza hacia una hipotética contaminación de las playas, de la fauna marina y de la flora de la flora”.