| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El ganador de las elecciones y presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, hoy con Carlos Herrera desde Sevilla.
El ganador de las elecciones y presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, hoy con Carlos Herrera desde Sevilla.

Moreno lanza una bomba y cree que Sánchez no se presentará a las elecciones

El presidente de la Junta considera que el triunfo electoral andaluz pone "muy difícil" las cosas al presidente del Gobierno para continuar gobernando con otra comunidad más en contra.

| Manuela Herreros Andalucía

 

Con los aplausos y vítores de cientos de ciudadanos aún retumbando en sus oídos, el presidente de la Junta de Andalucía y candidato del PP-A, Juanma Moreno, ha realizado un análisis de la victoria histórica que logró anoche y que sitúa los populares con una mayoría absoluta de 58 escaños. Moreno ya comentó que "tenía hambre" de Andalucía en la precampaña y 'se la ha comido entera', convirtiendo la región en un mapa de color azul, desplazando a los socialistas de todas provincias y de sus 'feudos'.

Un respaldo de los andaluces al PP tiene sus repercusiones nacionales y el líder andaluz es concierte de ello. Así en el programa de Carlos Herrera en COPE, ha indicado que, sin duda, Pedro Sánchez tiene "un problema más grande que el que tenía antes de ayer y sus políticas no conectan con una mayoría de la sociedad". Porque cabe recordar que el secretario general del POSE es el que ha querido tomar como propia la campaña y ha dejado en un segundo plano a su candidato Juan Espadas, que no ha conseguido reflotar a los socialistas andaluces. Ha obtenido 30 diputados, frente a los 33 que obtuvo Susana Díaz en 2018, es decir, ha rubricado el peor resultado de la historia.

Así, Moreno ha agregado que "si las cosas siguen en esta cascada" de derrotas, no le extrañaría que Sánchez no se presentara a las próximas generales  que están previstas para 2023 y alude a que la situación se le está poniendo muy difícil porque es complicado gobernar sin contar con comunidades como la de Andalucía o la de Madrid.

El candidato del PP-A ha conseguido que muchos ciudadanos se identifiquen con su proyecto moderado y de centro, sin estridencias ideológicas y basadas en proyectos concretos., siendo consciente de que muchos de ellos le han "prestado el voto" para que siga desarrollando sus medidas como los tres años y medio anteriores. "Hemos abierto una vía de reagrupar el centro derecha, que una es una vía viable y por el carril central, ese carril central que es ancho, amplio, cómodo y que está bien perimetrado".

El presidente andaluz, a pesar del vuelco que ha conseguido en las urnas, siendo la primera mayoría absoluta que consigue el PP en la comunidad, mantiene la prudencia y no quiere darlo todo por hecho. "Tenemos que interpretar que ha pasado, hay ciudadanos que nos prestan su voto, con fineza, con cercanía y con dosis de humildad. El gran error sería que mi equipo y yo nos creyéramos que está todo hecho, que aquí mandamos", ha señalado.

Según el presidente, que no tendrá que hacer muchos cambios y todo está de cara para que su equipo siga trabajando en la Junta de Andalucía desde hoy mismo, sabe que le esperan cuatro años en el que tendrá que hacer "un esfuerzo enorme con la sociedad". La mayoría absoluta le permite "ir más rápido" en la gestión, pero se ha comprometido a que ninguna ley ni medida se aprobará sin ser consensuada con los sectores implicados. "Vamos a seguir con una agenda reformista para hacer de la economía andaluza la más abierta mas competitiva de España".