| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Arrecife de las Sirenas, Parque Natural Cabo de Gata - Níjar, Almería.
Arrecife de las Sirenas, Parque Natural Cabo de Gata - Níjar, Almería.

El arrecife de cuento en el que nadaban las sirenas donde sumergirte este verano

Es uno de los iconos del Parque Natural Cabo de Gata en Almería, donde las leyendas marineras confundían focas con sirenas. La opción perfecta para hacer snorkel y descubrir el fondo marino.

| Manuela Herreros Andalucía

Había una vez, un lugar remoto en el que los navegantes veían nadar a las sirenas en aguas turquesas y transparentes, entre chimeneas negras que emergían del mar. Podría ser el extracto de un cuento infantil cargado de fantasía, pero no es así, se trata de un lugar real y todo un icono del litoral de Andalucía.

Es el Arrecife de las Sirenas, uno de los lugares más fotografiados por los turistas que se acercan al Parque Natural Cabo de Gata-Nijar, en Almería. No es de extrañar, porque aquí el color del agua del mar Mediterráneo discurre por todas las tonalidades verde azuladas existentes y es el paraíso de los buceadores, que se han 'convertido' ahora en esas sirenas que, antiguamente, decían ver los marineros. Y es que las personas del lugar llamaban así a las focas monjas presentes en esta zona costera antes de su extinción, a las que también le atribuían el nombre de 'lobo marino'.

La última colonia de estas 'sirenas' desapareció en Cabo de Gata en los años 60 y dos décadas más tarde se acabó con el último ejemplar de foca monja que habitaba en aguas españolas. En la actualidad, el espacio no cuenta con estos animales, pero sigue siendo un espectacular escenario natural debido a su origen volcánico.

Las siluetas afiladas de las rocas oscuras que emergen del mar generan una imagen mágica y todo gracias a una erupción, que tuvo lugar hace miles de años, y que dejó como regalo esta singular formación geológica de chimeneas.

Así que con el cuento justificado: el agua turquesa, las sirenas y las chimeneas, sólo queda sumergirse en uno de los lugares más populares del Parque Natural. Sin duda, la mejor vista del Arrecife de las Sirenas la tendremos desde el mirador que se encuentra justo encima del acantilado y muy cerca se alza el famoso faro del Cabo de Gata, por lo que esta es la panorámica que ningún viajero se quiere perder.

Arrecife de las Sirenas, Parque Natural Cabo de Gata - Níjar, Almería.

Un poco más complicado es acceder al agua, habrá que descender por el camino de tierra a pie y directamente desde las rocas entrar al mar. En la orilla encontraremos unos railes que se utilizan  para facilitar la entrada y salida de pequeñas embarcaciones o motos de agua. Pero si nuestras pretensiones no son muy elevadas, con unas simples gafas y un tubo de snorkel podemos bucear entre las rocas, eso sí sin tocar nada, y ser testigos de una parte de la gran riqueza de fauna y flora marina de este lugar único del sur de España.