| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente de la Junta de Andalucía y candidato del PP-A, Juanma Moreno, vencedor de las elecciones del 19J.
El presidente de la Junta de Andalucía y candidato del PP-A, Juanma Moreno, vencedor de las elecciones del 19J.

Moreno logra una victoria histórica para el PP: mayoría absoluta con 58 escaños

El PP gana en todas las provincias y podrá gobernar en solitario, sin necesidad de pactos. El PSOE pierde dos diputados respecto a 2018, Vox suma dos diputados y la izquierda sigue restando.

| Manuela Herreros Andalucía

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno y candidato del PP-A, ha cumplido su deseo: tener libertad para gobernar en solitario. Ha conseguido la primera mayoría absoluta de la historia del Partido Popular en la región y da un giro al posicionamiento de los andaluces, que han apoyado durante décadas al PSOE para gobernar la Junta.

Han cambiado el destinatario de su confianza y la han depositado en Moreno para que siga al frente del Ejecutivo andaluz durante cuatro años más, por lo que tiene garantizada su investidura como presidente y un gran aval para seguir aplicando sus medidas para la región. El PP-A consiguió 26 diputados en 2018 y ahora dobla esta cifra con 57 escaños (42% de los votos al casi 100% escrutado) de los 109 totales, justo en 55 se sitúa la mayoría absoluta en el Parlamento.

El 'alcalde de Andalucía' bate todas las marcas como líder autonómico, ha logrado que el pacto sea con los propios ciudadanos y el mapa se tiñe de azul en todas las provincias andaluzas, incluso en Sevilla donde nunca había vencido, la participación ha sido de 58%.

Supera con creces a toda la izquierda junta, ya que esta mayoría absoluta elimina cualquier posibilidad de que el PSOE-A vuelva a gobernar en la comunidad que durante 37 años ha sido su feudo. Y es que el candidato Juan Espadas no ha podido ni siquiera mejorar los resultados de su antecesora Susana Díaz (33 escaños) y sólo tendrá 30 diputados (24,09% de los votos).

Un desastroso resultado que desde el primer momento ya ha tratado, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de desvincular de un posible castigo desde el sur al Gobierno de España. Sin embargo, es una tendencia que comenzó con Ayuso en Madrid; ya vivieron en los comicios autonómicos de Castilla y León y que ahora vuelven a sufrir en Andalucía, aunque Sánchez quiera eludir la decepción de sus votantes con su gestión.

La campaña moderada, sin crispación y basada en propuestas concretas en materia económica, situándose en el centro de los ciudadanos, ha convencido con su 'oferta' y su mensaje triunfa frente a los posicionamientos más extremos de otras formaciones.

Gamarra invita a Sánchez a hacer una "reflexión", pues los resultados indican que "el modelo de Gobierno en el que ha querido meterse está cada día más agotado"

De hecho, eso es lo que ha destacado la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, a la hora de analizar el resultado "histórico" de Moreno, que alcanza por primera vez la mayoría absoluta en Andalucía. "Seguiremos gestionando con humildad este resultado desde la centralidad, pero sin duda alguna el PP ha frenado a Vox en Andalucía y lo ha hecho por si mismo con la decisión de los andaluces y lo más importante que son sus votos", ha declarado Gamarra en una rueda de prensa en la sede nacional del PP.

Gamarra ha afirmado que la caída del PSOE en esta autonomía, donde ha cosechado el peor resultado de su historia, debería llevar al presidente del Gobierno "a una reflexión" porque deja claro que "el modelo de Gobierno en el que ha querido meterse está cada día más agotado".

 

Como tercera fuerza política se sitúa Vox que mejora los 12 escaños de 2018, concretamente suma dos diputados más y acapara el 13% de los votos (14 escaños) con el proyecto que ha defendido Macarena Olona. Un final de la campaña poco afinado en sus discursos y lanzado en clave nacional y no andaluza ha provocado que las expectativas de desinflen aunque siguen ganando representación.

Las dos coaliciones de izquierda también sufren el rechazo de los votantes que dejan a Por Andalucía con Inmaculada Nieto como candidata con 5 escaños (7,6% de los votos) y a Teresa Rodríguez de Adelante Andalucía se queda con sólo dos diputados (45% votos). Si lo comparamos con los 17 representantes que obtuvieron en 2018 concurriendo juntos se puede comprobar la falta de credibilidad en sus proyectos.

Pero el verdadero castigo de las urnas lo sufre Juan Marín, candidato de Ciudadanos y vicepresidente, que no ha conseguido representación y desaparece de la Cámara por completo.