| 03 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, momentos antes del debate de presupuestos con el vicepresidente Juan Marín y el consejero de Hacienda, Juan Bravo.
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, momentos antes del debate de presupuestos con el vicepresidente Juan Marín y el consejero de Hacienda, Juan Bravo.

La oposición tumba el Presupuesto de 2022 para Andalucía

PSOE-A, Unidas Podemos y Vox bloquean las Cuentas del Gobierno del bipartito de PP y Cs. Ponen por delante los intereses electorales y provocan que Moreno tenga que prorrogar los actuales.

| Manuela Herreros Andalucía

No habrá Presupuestos en 2022 para Andalucía. La oposición al Gobierno andaluz ha bloqueado definitivamente el trámite parlamentario, votando de forma conjunta a favor de las enmiendas que han presentado al documento desde PSOE-A, Unidas Podemos y Vox.

La votación en el Parlamento se ha saldado con 60 votos a favor de las enmiendas y de la devolución de las Cuentas, frente a 47 votos en contra de los diputados de PP y Cs. Por lo tanto, el Ejecutivo de Juanma Moreno (PP), se ve obligado a prorrogar las actuales.

Los grupos de la oposición han cumplido sus amenazas y han impedido que el proyecto de Ley salga adelante, lo que complicará mucho la gestión y la tramitación de los fondos e inversiones para el próximo ejercicio. Entre ellos, los 5.800 millones de euros que vienen de Europa.

Se da portazo al presupuesto más elevado de la historia de la comunidad con 43.800 millones, que se incrementa más de un 9% con respecto al año anterior. Un error histórico según el Ejecutivo, que ve inexplicable el rechazo al proyecto que se sustenta en el refuerzo de las inversiones en sanidad, educación y dependencia, que suponen el 65% del total del montante, así como fomentar el empleo y el apoyo empresarial.

El encargado de defender las Cuentas ha sido el consejero de Hacienda, Juan Bravo (PP), que con sus numerosas carpetas con documentos, ha defendido con cifras, una a una, las propuestas del Gobierno y las críticas de la izquierda y derecha.

Ha comenzado pidiendo que levantaran el "veto" porque esta herramienta servirá para "retomar el despegue" de la comunidad que frenó la pandemia, pero sin éxito porque ha primado la ideología de cada uno de los partidos, a pesar de recoger la voluntad de todos al elaborarlos, para que pudieran respaldarlos.

Bravo ha aludido al propio texto que presentó el PSOE-A sobre el peligro que supone no contar con presupuestos. "Una eventual prórroga presupuestaria dificulta el desarrollo de nuevos proyectos y puede bloquear los que no hayan tenido consignaciones presupuestarias".

En base a su propio argumento les ha pedido una "responsabilidad" que no ha llegado, poniendo en riesgo la transformación de Andalucía, ha alertado el consejero.

No tener presupuestos es lo peor que puede pasarle a Andalucía. Es un error, los andaluces no se lo merecen. No han priorizado en las personas.

Se impone la ideología y los intereses electorales

No ha servido el esfuerzo del 'funcionario' del equipo de gobierno, que defiende el papel de servicio público que conoce muy bien, frente a las ideologías, que no dejan "reflexionar" a la oposición.

Y es que ante los números y las comparativas del responsable económico, en el debate, lo que ha primado son las estrategias de cada grupo. El PSOE-A hace oídos sordos a los datos, algunos que demuestran cómo fue la gestión de la Junta por el PSOE y como la dejó en 2018.

Bravo ha mostrado la incomprensión a la portavoz socialista, Ángeles Férriz, "hablamos idiomas distintos", con la que ha entablado una guerra de cifras y de la que ha recibido la acusación continua de mentir. No han sido capaces de reconocer la mejora de la comunidad que gana población, abandona el infierno fiscal, que crece económicamente y reduce el paro o la presión fiscal.

La portavoz del PSOE-A, Ángeles Férriz.

Tampoco ha convencido al socio externo del bipartito, Vox, el acercamiento de Bravo con el portavoz Manuel Gavira. Dejan de ser el apoyo del Gobierno y consideran que no han cumplido con los pactos de investidura y los acuerdos presupuestarios, se sienten "traicionados". En su caso no han mencionado ninguna cifra, pero si los asuntos ideológicos que quieren que se atiendan, dando su versión más radical.

Desde Unidas Podemos su visión política antiglobalista y anticapitalista también se ha impuesto al incremento de las partidas e inversiones en materia social o sanitaria, entre otras. No comparten criterios y el desencuentro ha sido total.

La oposición utiliza la conversación privada de Marín

Ninguno de los partidos de la oposición ha obviado las filtraciones que se conocieron la semana pasada de la grabación del vicepresidente y coordinador autonómico de Cs, Juan Marín, en una reunión privada de su grupo del mes de julio.

No sólo ha sido una referencia, sino el motivo escogido para desconfiar de las intenciones del Gobierno de la Junta, afirmando que la estrategia era prorrogar las Cuentas por intereses electorales. La portavoz socialista ha trasladado las palabras íntegras ante la Cámara, la de Unidas Podemos habla de "debate viciado" y Vox afirma que se trata de la "gran farsa" y piden que se convoquen elecciones de forma inmediata.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo.

Sin embargo, enfrente se han encontrado al protagonista de la negociación con la oposición, que ha tenido que defender el trabajo realizado por la consejería, bajo las directrices de consenso marcadas por el presidente y el vicepresidente de la Junta, según ha indicado Bravo.

Reuniones, llamadas, correos electrónicos y documentación compartida que han surgido de la consejería hacia todos los grupos, porque es un "presupuesto esencial para los andaluces" en un momento clave.

Bloqueo a pesar de las concesiones a PSOE y Vox

Las intervenciones de la portavoz del PSOE-A sobre las partidas y su ejecución ha tenido la respuesta contundente de Bravo. Ha tumbado todos los datos y puesto de relieve las propuestas aceptadas de los socialistas, en un primer momento 45 de las 67 presentadas y la mitad del segundo tomo de 10 medidas.

Tanto ha sido así que muchas de las medidas solicitadas por el grupo liderado por Juan Espadas, no sólo es que hayan incorporado sino que estaban contempladas y con partidas por encima de las reclamadas. Sólo un ejemplo, ante la insistencia de la portavoz socialista, ha sido la partida para la prevención de violencia de género: en 2018 fue de 4,1 millones de euros (ejecutado sólo 1,1), para 2022 la cifra supera los 28 millones.

Férriz señala como responsable a Moreno que "ha hecho lo humanamente posible" para que Andalucía se quede sin presupuesto y le reta para que reforme, "se los lleve y los traiga con las diez propuestas" incorporadas valoradas en 767 millones de euros y "nos encontrarán". Pero lo que prima para el PSOE son "las directrices del sanchismo", que vetan el acuerdo, tal y como le ha recriminado la portavoz de Cs, Teresa Pardo.

Concesiones también han hecho con Vox y Bravo destaca que el 90% de lo pactado se ha cumplido o está en ejecución. Pero el discurso de Santiago Abascal se traslada a la Cámara andaluza sin filtros.

El portavoz de Vox, Manuel Gavira.

Vox califica de "Presupuesto Fake" el proyecto económico y asegura que mantienen las anteriores políticas socialistas que llevaron a Andalucía a la ruina. Se convierte en parte de la pinza al Ejecutivo y sacan a relucir asuntos como la inmigración, la memoria histórica o las políticas de género como obstáculos.

De ser parte activa del cambio en Andalucía, se posicionan en contra de que esa gestión siga desarrollándose. Responsabilizan al presidente de la Junta y le avisan de que no le prestarán el apoyo como ocurrió en las últimas elecciones. Los comicios son la prioridad para esta formación que da la espalda al bipartito tras haber aprobado tres presupuestos juntos bajo los mismos criterios.


Unidas Podemos no se mueve de su punto de vista

En un tono distinto ha intervenido la portavoz de Unidas Podemos, Inmaculada Nieto. Aunque no coinciden en la forma de gobernar y por lo tanto en las Cuentas previstas, la forma de expresar ese desacuerdo es pausada, lo que se ha agradecido en una larga sesión plenaria.

No comparten la visión política, como por ejemplo en la aplicación de la bajada de impuestos o el respaldo a la iniciativa pública-privada en distintos ámbitos. Para Nieto el Presupuesto de 2022 van dirigidos a dar continuidad a las estrategias planteadas en 2019 que consideran que "han perjudicado a Andalucía".

Uno de las críticas reiteradas es la privatización de la sanidad o los servicios sociales y Bravo ha tenido que sacar la realidad que se encontraron cuando llegaron a la Junta con el 50% los hospitales privados, otros cerrados, y un porcentaje aún mayor en residencias de mayores o escuelas infantiles.

Unidas Podemos ha afeado que desde la Junta se insista en los agravios del Gobierno central por ser irresponsable y peligroso. Pero lo cierto es que el propio consejero ha tenido que contar con 2.300 millones menos de fondos del Estado, la eliminación de los fondos Covid o los 800 millones menos de financiación autonómica para elaborar los números para el último año de legislatura.

Se abre un futuro incierto para Andalucía que, a pesar del intento, se queda sin Presupuestos para 2022. Un "camino" que Bravo ha lamentado que no llegue a buen puerto. después de casi seis meses de trabajo para reforzar los tres pilares básicos. Aún así, PP y Cs mantienen que no condicionará el adelanto electoral ni tumbará al Gobierno.