| 15 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Consejero de Salud, Jesús Aguirre. EP archivo.
Consejero de Salud, Jesús Aguirre. EP archivo.

El Gobierno andaluz busca su propio "plan B" reformando la Ley de Salud Pública

La decisión del Ejecutivo de Moreno se produce ante la inacción de Sánchez y después de que el TSJ fallara una cosa y la opuesta sobre diversos cierres perimetrales en Sevilla y Granada.

| Manuela Herreros Andalucía

El Gobierno andaluz quiere tener competencias para poder actuar limitando la movilidad de los ciudadanos para luchar contra la pandemia y por ello ha remitido este miércoles a todos los grupos parlamentarios una reforma urgente de la Ley de Salud Pública de Andalucía, que data de 2011.

La modificación de la Ley llega tras el desconcierto provocado por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que ha resuelto de forma contraria la misma propuesta del Ejecutivo andaluz de cerrar localidades con alta tasa de incidencia del virus.

 

El cambio que se propone afecta al artículo 78 de la Ley16/2011 de Salud Pública de Andalucía, donde se detalla que “en situaciones de pandemia o de epidemia declaradas por las autoridades competentes, las autoridades sanitarias podrán adoptar en ámbitos territoriales determinados, medidas tendentes a controlar o limitar entradas y salidas de personas de las zonas afectadas”.

Además, en el caso de que los indicadores sanitarios cambien y supongan un riesgo para la población, las autoridades tendrán la posibilidad de limitar las reuniones en determinados lugares o el número de personas que se agrupan. Estas competencias se aplicarán y se limitará la movilidad y las reuniones cuando se presenten tasas de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes.

El objetivo del Ejecutivo es que la reforma se pueda tramitar y aprobar por la vía de urgencia en un plazo de 15 días, aunque necesitará el consenso de los portavoces de los diferentes grupos representados en el Parlamento de Andalucía.

Por su parte, el Partido Popular, que gobierna Andalucía con Ciudadanos como socio, ha explicado a través de su el portavoz en el Parlamento andaluz, José Antonio Nieto, que con esta modificación de la ley andaluza “podríamos tener herramientas jurídicas que nos permita tomar decisiones en casos límite, sin tener que recurrir a ninguna otra norma desfasada que no contemplaba situaciones como la pandemia que estamos viviendo”.

Nieto ha expuesto que en el artículo 78 de la Ley andaluza, que establece las medidas a adoptar por la comunidad en caso de emergencia, no está prevista una situación de pandemia, por lo que cree que debería incluirse.

 
El portavoz del Grupo Popular, José Antonio Nieto, en el Parlamento.
 

Fiscal considera que el Gobierno andaluz debía haber actuado con mayor agilidad y está buscado la confrontación con el Gobierno central desde el andaluz, pero, a pesar de las críticas, desde el PSOE han adelantado que “no nos opondríamos a que se viera por vía de urgencia la modificación de esta ley”.

El portavoz parlamentario ha explicado que “teníamos la confianza de que el Gobierno de España crearía un marco nacional para que las decisiones que tuvieran que tomar las comunidades para controlar la covid tuvieran cobertura jurídica, pero la realidad es que en todo este año el Gobierno de Sánchez ha eludido su responsabilidad y no ha hecho su trabajo, de ahí que sea necesario actuar”.

Una visión diferente tiene el PSOE andaluz, que, a través de su portavoz, José Fiscal, ha denunciado que el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, adopta las medidas “tarde y mal” y la propuesta de reforma de la ley autonómica se ha planteado con prisas, improvisación y de manera “chapucera”, ha señalado.