| 18 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El abuelo de Marta del Castillo, José Antonio Casanueva.
El abuelo de Marta del Castillo, José Antonio Casanueva.

Vuelco al caso Marta del Castillo: el "pozo" de la esperanza pendiente del juez

El abuelo de la joven sevillana asesinada en 2009 por Miguel Cascaño apunta a un pozo para reanudar la búsqueda del cadáver y espera contar para ello con la autorización judicial necesaria.

| Manuela Herreros Andalucía

La familia de Marta del Castillo no se rinde para recuperar el cuerpo de la joven que fue asesinada en 2009 y pone sus "esperanzas" en un punto concreto para reanudar la búsqueda del cadáver, para la que esperan no encontrar "impedimentos" de la justicia.

Este lunes, el abuelo de Marta, José Antonio Casanueva, ha explicado que la atención de la familia está "centrada" en su petición de reanudar las labores de búsqueda del cuerpo en el entorno de un pozo de los terrenos de Majaloba, una zona situada en el municipio de La Rinconada y muy cerca de la capital sevillana, que había sido anteriormente rastreada por la Policía Nacional y por los propios familiares y allegados de la víctima.

 

Casanueva ve en este lugar que se abre una "nueva esperanza" para recuperar el cuerpo de la joven, que 14 años después de su asesinato a manos de Miguel Carcaño no ha sido localizado, y cuenta con la Policía Nacional de su lado para lograrlo, que especificaba recientemente que este lugar "se encuentra situado en una propiedad privada y se trata de un terreno agrícola en el que existía una plantación".

Ahora que el cultivo "ya ha sido recolectado", según la Policía Nacional, los agentes esperan "obtener la autorización de su propietario para realizar la búsqueda, en caso que de las gestiones que se están desarrollando resulten elementos objetivos que permitan establecer la posibilidad" de que las labores de rastreo arrojen un resultado "positivo".

El abuelo de Marta señala los "impedimentos" de la Justicia

Sin embargo, estas gestiones tendrán que ser informadas a la Autoridad Judicial, que tendrá que dar la autorización para comenzar la búsqueda. Al respecto, el abuelo de Marta del Castillo ha explicado que en su "última versión" de los hechos, la séptima, Miguel Carcaño aludía con relación a la ocultación del cadáver de Marta del Castillo que recordaba "un círculo de hormigón alrededor de un pozo", exponiendo que "parece ser que el pozo señalado por la familia "es el que tiene ese círculo". "Ahí nos centramos toda la familia, porque puede ser que esté ahí", ha enfatizado.

El pozo que señala la familia de Marta en el que estaría el cuerpo de la joven.

Es más, ha relatado que miembros de la familia ya han acometido labores de búsqueda por sus propios medios, pero "con un pico y una azada no se puede" conseguir resultados. "Hay que meter una máquina ahí", ha dicho, opinando que la Policía Nacional está desplegando "una buena labor" y atribuyendo los "problemas" e "impedimentos" a la Justicia. A tal efecto, y una vez más, ha conectado tal extremo con la idea de que María García Mendaro, pareja del hermano de Carcaño y absuelta en el juicio celebrado en 2011 contra los adultos acusados en este caso, contaría con un familiar "juez en la Audiencia" de Sevilla.

Piden repetir el juicio

"Tenemos una nueva esperanza", ha dicho en cualquier caso el abuelo de Marta del Castillo, insistiendo en que a su entender el cadáver de su nieta estaría "seguro en una zanja o un pozo" de la zona de Majaloba e insistiendo en su demanda de "repetir el juicio" celebrado en 2011 contra los adultos.

Dicho juicio, recordémoslo, se saldó con la condena de Miguel Carcaño y la absolución del resto de acusados, en concreto el hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado; su novia María García Mendaro y el amigo de Carcaño, Samuel Benítez; toda vez que en el caso del joven Francisco Javier García, conocido como El Cuco, fue condenado por un Juzgado de Menores por encubrir el asesinato perpetrado por Carcaño.

José Antonio Casanueva ha reclamado especialmente la repetición del juicio, recordando que en 2022, el Juzgado de lo Penal número siete condenó al Cuco y a su madre a dos años de cárcel por un delito de falso testimonio, en sus comparecencias como testigos en el citado juicio celebrado en 2011 contra los adultos.