| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Castelló y Castelló
Castelló y Castelló

El lío de los topónimos en Castelló acaba con 1.000 documentos en otro Castelló

La queja de múltiples vecinos de Castellón destapa que sus escritos habían acabado en un municipio valenciano

| J.M Edición Castellón

Un total de 1.100 escritos dirigidos al Ayuntamiento de Castellón han acabado extraviados en un municipio valenciano por el polémico cambio de topónimos. Después de recibir varias quejas de vecinos que denuncian no haber obtenido respuesta a sus escritos presentados al Ayuntamiento, el Grupo Popular en Castellón ha destapado a raíz de una pregunta al equipo de Gobierno -compuesto por PSPV, Compromís y Podem- que desde el 8 de abril de este año hasta el pasado 13 de octubre han sido reenviados al Ayuntamiento de Castellón de la Plana 1.105 registros de entrada que deberían haber llegado hace meses y que han acabado en el registro del Ayuntamiento de Castelló de la provincia de Valencia.

El Boletín Oficial del Estado aceptó a finales de 2020 el cambio de nombre del municipio valenciano de Villanueva de Castellón a la forma en valenciano 'Castelló'. Esta modificación, que previamente se había aprobado en el Pleno del Consell y que cuenta con el aval de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, provocó que el Ayuntamiento de Castelló de la Plana anunciase un recurso administrativo.

No en vano, este municipio ha cambiado varias veces de nombre en las últimas décadas -ha sido Castelló de la Ribera y Villanueva de Castellón- en un proceso que ha pasado por los tribunales. Pero ha sido el último cambio el que ha generado polémica en la ciudad de Castelló de la Plana, conocida habitualmente también como Castelló y capital de la provincia de Castellón

Amparo Marco, la alcaldesa, justificó el recurso apelando al hecho de que Castelló es la capital de la provincia, y desde el Ayuntamiento, ante el acuerdo del Consell, se le presentaban tres opciones: primero, una notificación pública para decir a todo el mundo que el nombre de nuestra ciudad es Castelló y no puede haber otro topónimo similar; segundo, escribir una carta de buenas formas al presidente de la Generalitat Ximo Puig, recordándole que somos la capital de la Plana, con el nombre de Castelló y también de la provincia y, en tercer lugar, tomar actuaciones legales y hacer el recurso correspondiente ante la decisión del Consell de la Generalitat".

 La respuesta del PP

Por su parte, la portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, recuerda al equipo de Gobierno que desde su Grupo ya advirtieron de los problemas que podría generar el cambio de topónimo al valenciano. “La pérdida de la denominación en castellano de nuestra ciudad, a la que desde el Partido Popular siempre nos opusimos porque no había necesidad de eliminar la doble oficialidad Castelló/Castellón, que ya teníamos, genera problemas a los castellonenses cuando lo que esperan, en un momento de crisis como éste, son soluciones que no llegan”.

“Con esta imposición de la denominación de nuestra ciudad solo en valenciano, los castellonenses salimos perdiendo. Este ataque a la libertad, al no poder elegir ni siquiera cómo llamar a nuestra ciudad, y que acaba perjudicando a quienes creyeron dirigirse al Ayuntamiento y han visto cómo sus solicitudes han acabado en la provincia vecina, es una muestra más del desgobierno y descontrol del equipo de gobierno municipal”, concluye Carrasco.