| 16 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El presidente con los premiados, consellers y delegada del Gobierno.
El presidente con los premiados, consellers y delegada del Gobierno.

La celebración de la Carta Magna viaja de Alicante a Castellón

Mazón advierte del peligro de pretender “reescribir el pasado” y cita los artículos de la Carta Magna con expresa mención a la igualdad de todos los españoles, agua y la financiación.

| Fernando García Bonet Edición Castellón

Tal como adelantó ESdiario el gobierno valenciano de Carlos Mazón rectificó al del Botànic y trasladó -por vez primera- la Celebración autonómica del Día de la Constitución que estaba prevista en Alicante este año, a la capital castellonense y el anfitrión del acto institucional ha sido su Diputación Provincial, que preside la alcaldesa de Vall de Alba, Marta Barrachina, quien en su intervención ha hecho tal vez el discurso más político. Aquí, al igual que en el celebrado en Valencia -también en la Diputación Provincial- diputados y ediles de Compromís han brillado por su ausencia.

Tampoco el PSPV se ha hecho ver más allá de la presencia institucional del Síndic de Greuges, que continúa siendo Ángel Luna, y algunos ediles locales. Y ni rastro de Ximo Puig o sus adláteres. Por el contrario, el Molt Honorable se ha visto  acompañado por parte de su gobierno, con sus dos vicepresidentes, Vicente Barrera y Susana Camarero -quien ha tomado la palabra para dar cuenta formal de las distinciones acordadas-, y los otros dos consellers de Vox, además de numerosos altos cargos, diputados y senadores nacionales, alcaldes y nombres relevantes del PP en Castellón. Naturalmente la alcaldesa de Castellón, Begoña Carrasco, ha sido la encargada de dar la bienvenida y la primera en celebrar y agradecer la elección de su ciudad para ello.

Elección, por cierto, que pese a que se haya pretendido alimentar lo contrario, no ha supuesto disgusto alguno en Alicante que celebra la coincidente fiesta de San Nicolás, su patrón, tal y como su Alcalde Luis Barcala escribía ayer en comunicado oficial. El propio Mazón recordaba, al inicio de sus palabras, la efeméride alicantina.

La distinción de aquellos cuatros parlamentarios valencianos -diputados y senadores- presentes en la histórica sesión de 31 de octubre del 78, y votantes de su contenido: Emérit Bono, Jaume Castells, Joaquín Galán y Vicente Antonio Sotillo, ha resultado el momento más emotivo del encuentro institucional. Acrecentado por la intervención del primero de ellos, que fue cabeza de lista del PCE en las generales de 1977 y después concejal del Ayuntamiento de Valencia, y dos veces Conseller de Joan Lerma tras abandonar el comunismo. Tras un encendido y sensato elogio de una Constitución que consideró fruto de la “sabiduría comprensiva” del conjunto diverso de sus actores, no le dolieron prendas para hacer una indisimulada reivindicación del papel del Rey Juan Carlos. No les extrañó -aunque les sorprendiera- a los más antiguos de los asistentes al acto.

El Molt Honorable, hiló un discurso ágil, en valenciano en las presentaciones y su inicio, en el que quiso destacar el término “serenidad” y la conveniencia de recordar un pasado, con sus incógnitas y certezas, y un objetivo común, en el que la renuncia de intereses individuales o partidistas en favor de los generales, alumbró su aprobación y su larga y productiva vigencia en términos y valores democráticos. Advirtiendo del peligro de pretender “reescribir el pasado” y citando literalmente los artículos de la Carta Magna con expresa mención a la igualdad de todos los españoles (art.14), al agua como riqueza nacional (art.128), y la financiación y la solidaridad territorial (art.138) adoptó su tono más estadista. Que complementó con una llamada de alerta sobre el “invierno demográfico”.

Carlos Mazón con el que fue diputado del PCE, Emérit Bono, Jaume Castell, Vicente Antonio Sotillo y Joaquín Galán.

Para pasar a continuación a un cariñoso tuteo a los galardonados a los que llamó por su nombre de pila, mostrando respeto y admiración unánimemente compartidos por los asistentes que llenaban la hermosa sala de plenos de la Corporación Provincial.

El acto terminó con el Himno Regional que fue cantado en pie por buena parte de la concurrencia y el Himno Nacional. Alguien gritó después ¡Viva España!, y fue coreado. Autoridades e invitados, encabezados por la Alcaldesa y el President se desplazaron a pie hasta la Plaza Mayor para asistir a un primoroso concierto de la Banda Municipal.