19 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del PP de Castellón, Miguel Barrachina, experto en superar adversidades políticas
El presidente del PP de Castellón, Miguel Barrachina, experto en superar adversidades políticas

Castellón marca el ritmo en el PP y determinará las opciones de Bonig

El partido en la provincia utiliza desde esta semana su nueva sede mientras prepara un congreso en el que todavía no están claros ni la fecha ni los protagonistas

| H. G. Edición Castellón

Mientras el PP nacional se desliza por un tobogán acuático repleto de curvas iniciado en las elecciones catalanas y con giros constantes con el anuncio de cambio de sede, la celebración de los 25 años de la victoria de Aznar que no acaba de digerir la nueva dirección por las comparaciones o la puesta en tela de juicio del máximo responsable castellano-leonés Alfonso Fernández Mañueco, el PPCV espera con calma tensa sus congresos.

No existen fechas previstas, pero sí meses aproximados. Solventados en julio del pasado año los de Alicante (con Carlos Mazón de presidente) y Valencia (elegido de máximo responsable Vicent Mompó), llega el de Castellón, que pudo celebrarse en su momento y ya ha cumplido su ciclo. La dirección provincial tiene claro que el cónclave se desarrollará antes del verano que, en clave política, equivale a decir el mes de agosto. Por tanto, previsiblemente será en julio. Falta saber con qué método, si primando la presencialidad, la conexión digital o por un sistema mixto. Las restricciones sanitarias lo determinarán.

La nueva sede

No es el único detalle que deberá cerrar el PP en las próximas semanas. Otro consiste en la ubicación. Curiosamente, este misma semana los populares de la provincia de Castellón han estrenado sede después de meses aplazando el traslado por las olas del coronavirus.  Ya está situado en las nuevas instalaciones de la calle Juan Pablo II, mucho más "funcionales", después de 30 años en el Camí La Plana.

 

Ese cambio de espacio lo celebra realizando estos días una de las pocas actividades posibles en la actual época pandémica: un curso de neuromarketing político y comunicación. La dirección que preside Miguel Barrachina ha recalcado que quiere que la sede sirva de punto de encuentro, en grupos reducidos, de alcaldes y concejales de la provincia.

Precisamente el nombre de quién presidirá el PP de la provincia de Castellón a partir de, previsiblemente, julio, resulta otra de las incógnitas que se plantea. En principio se da por sentado que el actual mandatario optará a la reelección, aunque la política de cambios auspiciada desde la cúpula con sede en la madrileña calle de Génova -todavía hasta que haga la mudanza anunciada- no permite dar por cerrado nada. Máxime teniendo en cuenta la confianza de Pablo Casado en la candidata a la alcaldía de Castellón, Begoña Carrasco, por ejemplo.

El ex diputado nacional, ex diputado provincial y ahora diputado autonómico Miguel Barrachina ha demostrado, durante toda su trayectoria política, una extraordinaria capacidad de adaptación a las variaciones que experimenta su partido para sobrevivir políticamente a todas. En el congreso del PP que encumbró a Pablo Casado él apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría.

Presidente de la comisión de Fomento

No obstante, esa circunstancia no ha resultado óbice para que en julio del pasado 2020 fuera elegido como presidente de la comisión de Fomento, un órgano interno dentro del PP auspiciado por el todopoderoso secretario general, Teodoro García Egea.

En cualquier caso, lo que ocurra en Castellón puede tener un efecto dominó en la Comunidad Valenciana. Si la dirección nacional del partido decide acometer cambios y forzar un relevo en el congreso de Castellón en julio, podría mostrar las cartas de una medida similar en el cónclave autonómico, que previsiblemente se celebrará antes de la convención nacional anunciada para otoño, aunque sin precisar más fechas.

En cambio, si Barrachina recibe la bendición de Madrid y continúa, Isabel Bonig podría seguir la misma senda y ver cumplido su deseo de repetir en el cargo de presidenta regional. Por tanto, Castellón marcará la ruta del PP en la Comunidad Valenciana y lo que ocurra en esta provincia tendrá un alcance autonómico.