| 19 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Monasterio de San Benito en León
Monasterio de San Benito en León

El Real monasterio de San Benito en Sahagún: una joya medieval en León

El Real Monasterio de San Benito en Sahagún, León, ha resistido desafíos que van desde incendios hasta guerras, destacando su resistencia  a lo largo de los siglos.

| Elena Bellver Castilla y León

El monasterio de San Benito en Sahagún, fue una de las abadías medievales más importantes de España, El monasterio experimentó un cierre definitivo en 1835 debido a la desamortización de Mendizábal, marcando el fin de una era.

El Real Monasterio de San Benito en Sahagún

El Real Monasterio de San Benito en Sahagún

Partes sobrevivientes: Capilla de San Mancio, La Torre y el Arco de San Benito

El Real Monasterio de San Benito en Sahagún, León, es una joya medieval cuyas partes sobrevivientes, como la Capilla de San Mancio, La Torre y el Arco de San Benito.

Estos restos,  narran su historia marcada por diversos incendios sufridos en 1494,  1590, 1679 y 1692 que casi destruyen la totalidad del monasterio y por la Guerra de Independencia española, 1808-1814), donde el monasterio también fue saqueado e incendiado.

Espacios emblemáticos de un monasterio medieval

monasterios-planta

Dentro de la complejidad arquitectónica de un monasterio medieval, el claustro destaca como un elemento central.

Este espacio, rodeando el patio central, es vital en la vida monástica. Además, la sala capitular, el refectorio, las celdas, el dormitorio común y la capilla, junto con la cocina y almacenes, componen la riqueza funcional de estos centros monásticos.

Historia del Real Monasterio de San Benito

Fundación y Desarrollo

La fecha exacta de la fundación del monasterio se pierde en el tiempo, señalando al siglo IX y al rey Alfonso III como sus artífices.

Originariamente dedicado a San Primitivo y San Facundo, evolucionó hacia su ubicación en Sahagún. En el siglo IX, monjes huidos de San Cristóbal de Córdoba se asentaron en este lugar, gestando la formación del burgo de Sahagún, otorgado en 1085 por Alfonso VI.

Crecimiento y patrimonio

El Real Monasterio de San Benito en Sahagún

El monasterio creció en importancia gracias a las donaciones de nobles y monarcas, expandiendo sus posesiones desde Tierra de Campos hasta Liébana y Segovia.

Su ubicación en el Camino de Santiago aumentó su relevancia, y Alfonso VI incluso fundó un hospital de peregrinos. La abadía de mujeres de San Juan surgió en su entorno, y la villa de Sahagún prosperó, llegando a acuñar moneda.

Épocas de incendios y restauraciones

A lo largo del siglo XIII, el monasterio y la población sufrieron un incendio de consecuencias significativas, marcando el inicio de restauraciones posteriores.

En 1494, el monasterio pasó a depender de San Benito de Valladolid. La decadencia llegó en el siglo XIV debido a las pestes negras que diezmaron monasterios y poblaciones en toda Europa. Los siglos XVI y XVII vieron tres incendios más, provocando nuevas reedificaciones.

monasterio-san-benito-2

Desafíos y cierre

La Guerra de la Independencia llevó a la ocupación del monasterio como cuartel, seguida por una restauración en 1814. Sin embargo, en 1835, la desamortización de Mendizábal provocó su cierre definitivo, culminando en una exclaustración que vendió el destino del monasterio.

La Iglesia del Real Monasterio de San Benito

Estructura y dimensiones

El Real Monasterio de San Benito en Sahagún

La iglesia del monasterio, de tres naves y 100 pasos de largo por 24 de ancho, sufriría alteraciones en su altura por razones estructurales en 1766.

Originalmente construida con una bóveda de piedra, se cambió por una de ladrillo para aligerar el peso. Capillas notables como la de Nuestra Señora de las Angustias y San Miguel adornaban la iglesia.

Reliquias y sacristía

El Real Monasterio de San Benito en Sahagún

El monasterio albergaba importantes reliquias, incluyendo las de los mártires Facundo y Primitivo. La sacristía, cuadrada y con una bóveda de 60 pies de alto, resguardaba ornamentos y objetos litúrgicos, destacando una custodia de plata obra de Juan de Arfe.

Enterramientos ilustres

El recinto del monasterio sirvió como lugar de enterramiento para reyes y nobles, incluyendo a Alfonso VI y sus esposas, así como diversas personalidades nobles y eclesiásticas. Sahagún no solo fue un sitio de oración y tumba, sino también un centro cultural y espiritual, formando a personajes destacados como obispos y cronistas.

monasterio_san_benito-loen

Legado y significado cultural

El Real Monasterio de San Benito emerge como un símbolo imperecedero de la historia medieval en León. Más allá de sus muros y estructuras, su legado vive en los relatos de monjes, reyes y nobles que contribuyeron a su grandeza y en las reliquias que resguardó.

Este monumento, aunque silencioso en su cierre, sigue hablando a través de las piedras que resistieron incendios y desafíos, recordándonos la importancia de preservar nuestro patrimonio cultural. La historia de San Benito es un testamento de resiliencia y una ventana a un pasado que merece ser apreciado y comprendido.

Impacto en la Educación y la Espiritualidad

monasternio-sb-trasera

Formación de personajes destacados

El monasterio no solo fue un centro religioso, sino también educativo. Destacados personajes como D. Bernardo, obispo de Osma, D. Jerónimo, obispo de Salamanca, y D. Cipriano, obispo de León, emergieron de sus filas.

Asimismo, santos como San Alvito de Mondoñedo dejaron una huella espiritual significativa. D. Alonso Martínez, obispo de Palencia, y D. Gómez, obispo de Coria, son solo ejemplos de la relevancia cultural y espiritual del monasterio.

monasterio-san-benito-interior

Educación de nobles y herederos

En este recinto se educaron hijos de nobles como D. Pelayo y D. Pedro, descendientes de Pedro Ansurez, señor de Valladolid. El monasterio no solo fue testigo de la oración de reyes, nobles y mártires, sino también de la formación de la élite intelectual y espiritual de la época.

En conclusión, el Real Monasterio de San Benito en Sahagún, León, trasciende las páginas de la historia como un monumento imponente y un testimonio inigualable de la vida medieval.

A pesar de los desafíos que enfrentó, desde incendios hasta guerras, sus piedras resistentes narran la historia de una comunidad monástica que influyó en la educación, la espiritualidad y la cultura de su tiempo.

Este monasterio no solo fue un lugar de oración y descanso eterno para reyes y nobles, sino también una fuente de conocimiento y formación para aquellos que buscaron en sus muros la sabiduría y la guía espiritual.

Las reliquias veneradas en su interior y las huellas dejadas por los ilustres personajes que emergieron de sus filas añaden capas de significado a su legado.

En un tiempo donde la tecnología y la modernidad avanzan a pasos agigantados, la conexión con nuestro pasado se vuelve crucial. San Benito no solo nos ofrece una ventana a la Edad Media, sino también lecciones sobre la importancia de la educación, la espiritualidad y la preservación de nuestras raíces.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.