06 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Malos tiempos p ara María Teresa Campos

María Teresa Campos pide ayuda para salir del pozo en el que se encuentra

La presentadora tiene ante sí un panorama muy complicado. Las cosas no están funcionando y no le queda otra que hacer cambios. Sin duda, un duro varapalo antes de que llegue la jubilación.

| ESchismógrafo Chismógrafo

María Teresa Campos ha conseguido recuperarse a nivel físico tras el ictus sufrido. La recuperación fue larga pero la presentadora ya respira tranquila. Sin duda, en esto han tenido que ver sus hijas y su novio. La comunicadora no quiso que nada interrumpiera el periplo de Bigote Arrocet en Supervivientes y optó por el silencio. Ni tan siquiera cuando habló telefónicamente con él dejó intuir ni una palabra de la situación. Fue a su llegada a Madrid cuando el artista  supo de lo sucedido. Desde entonces, apenas se ha separado del lado de su chica. Algo que  le reconoce hasta Terelu, siempre muy crítica con él: “Bigote es el hombre que más ha cuidado a mi madre”. Y así es. Está completamente entregado. En este sentido, nada que reprocharle.

El tema económico preocupa y mucho a la Campos. Su situación no es favorable y hace tiempo que rema para lograr desprenderse de la casa que tiene en las afueras de Madrid. Una inmensa propiedad cuyo mantenimiento mensual es elevado. Es por eso que la comunicadora decidió ponerla a la venta. De eso ya hace un par de años y no hay forma de encontrar comprador. El precio es elevado para la ubicación de la casa, Molino de la hoz, alejada del centro de Madrid. La comunicadora pide una cifra superior a los 5.500.000 de euros. Sin duda, complicado encontrar a alguien dispuesto a pagar esta cantidad cuando por la misma tiene a su disposición una sucesión de inmuebles mejor situados. Así las cosas, y ya desesperada, María Teresa ha pedido ayuda a su novio. Bigote se mueve como pez en el agua en el mundo de los negocios y está llevando a cabo las gestiones para que la transacción pueda llevarse a cabo. Por supuesto, esto conlleva una drástica bajada del precio de venta. Sin embargo, no queda otra. El tiempo juega en contra de la presentadora y ya se ha mentalizado que no podrá recobrar lo desembolsado. Sin duda, una situación complicada, pues esa casa representa la inversión de lo ganado en época de vacas gordas.