| 28 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Britney Spears durante una entrega de premios de la MTV
Britney Spears durante una entrega de premios de la MTV

Britney Spears ya es libre: Su padre renuncia a la tutela tras 13 años

#FreeBritney: El padre de la cantante ha confirmado que renuncia a la tutela de Britney Spears, poniendo fin a la interminable batalla legal desde hace años

| Redacción Chismógrafo

La reina del pop, Britney Spears, consigue que su padre renuncie a la tutela impuesta por un juez desde hace años. Esto es todo lo que ha pasado.

El padre de Britney Spears ha comunicado su renuncia a la tutela legal de su hija. Jamie Spears no ha fijado fecha, pero junto con su abogado, han declarado que se ven obligados a zanjar la “batalla pública con su hija”, aunque continúan sin ver motivos reales para suspenderla o cambiarla debido a los problemas de salud mental que, alegan, padece la artista.

Estas decisiones y cambios, relacionados con una transición ordenada “a un nuevo tutor” de la joven cantante, de 39 años, están siendo supervisados por el nuevo abogado de la cantante, Mathew Rosengart.

 

 

El padre de Britney renuncia tras un año de batallas legales

Tras más de un año de disputas legales, el demoledor testimonio de Britney Spears ofrecido este verano a través de las redes sociales, movilizó a todas las estrellas del mundo de la música, que reclamaban al padre de la artista para liberarla. 

Han sido muchos los artistas que se han comprometido y reclamado una solución para que la intérprete pueda tener decisiones sobre su vida, tanto laboral como personal. 

Su hermana, Jamie Lynn Spears, ha sido uno de los pilares de la cantante durante un periodo de tiempo. Incluso se ofreció a tutelarla para retirar el poder al padre de ambas.

Jamie Spears, padre de la cantante, siempre ha defendido antes el juez la necesidad de tutorizar a su hija para protegerla y velar por su seguridad y salud mental. Cada vez son más los fans, jueces abogados y expertos que aseguran que Jamie Spears busca el dinero y la explotación de su hija desde hace años. Es decir, todo lo contrario a lo intencionado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Britney Spears (@britneyspears)

 

 

Britney acusó a su padre de abuso laboral y psicológico

Britney Spears ha declarado antes el juez varias veces, alegando que su padre debería estar en la cárcel por las atrocidades a las que la somete, tanto a nivel laboral como psicológico.

La cantante asegura que quiere volver a ser madre, casarse, tomar sus propias decisiones y que su tutor legal, le impide todo esto. ha declarado que incluso cuenta con un DIU, un dispositivo que evita que la cantante se quede embarazada nuevamente. 

La cantante cuenta con una fortuna de 60 millones de dólares. Este dinero es manejado por su padre y ha renunciado a continuar gestionando la fortuna de la cantante. Aún así, Jamie Spears reconoce que no es necesario suspenderlo modificarlo de inmediato.

Spears se pronunció en junio y julio contra la tutela designada por el tribunal, calificándola de humillante y abusiva y acusando a su padre de arruinar toda su vida. Spears no ha subido a un escenario desde 2018 y continuará sin hacerlo hasta que su padre deje de gestionar su carrera musical.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Britney Spears (@britneyspears)

 

 

El fin a una tutela que comenzó en 2008

Jamie Spears se responsabilizó de la tutela de su hija en el año 2008, tras una serie de episodios neuróticos y nerviosos de la cantante relacionados con su vida pública. Aún con todo, Britney Spears declaraba el pasado junio, “Señoría, mi padre debería estar en la cárcel”. La estrella del pop denunció los abusos laborales a los que había sido sometida y donde amenazó con demandar a su familia por lo que le han hecho a lo largo de todo este tiempo.

La estrella fue puesta bajo tutela de Jamie Spears después de sufrir en 2007 un colapso nervioso, en el que atacó el coche de un paparazzi en una estación de servicio. El control de su progenitor no ha sentado nada bien a Britney, por lo que ha decidido quejarse de manera pública de todo lo vivido desde entonces.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Britney Spears (@britneyspears)

 

En sus testimonios, aseguraba que el progenitor se aprovechaba de la decisión y que era “cruel” . De hecho, ante los jueces explicó que le impidió quitarse el DIU, a pesar de que quiere tener más hijos, y que la medicación que le dieron le hace sentir “borracha” .

Sea como fuere, parece ser que una nueva etapa para Britney Spears se abre ante sus ojos y, quien sabe si tras la renuncia, la cantante volverá de nuevo a los escenarios llena de energía. Britney, parece un poco más libre.