| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carmen Janeiro.
Carmen Janeiro.

Carmen Janeiro llora por “las esquinas”

La pareja no ha roto este verano. La hermana de Jesulín y el multimillonario Luis Masaveu rompieron su noviazgo hace casi nueve meses, según ha podido saber en exclusiva ESdiario.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

La hermana de Jesulín de Ubrique no atraviesa su mejor momento. Su ruptura con su novio con el que llevaba diez años ha sido un duro golpe. La revista Semana facilitaba en exclusiva la información hace dos semanas. La pareja no se ha querido pronunciar. El entorno cercano tiene encomendada la función de que se diga que no es una ruptura definitiva. Una cosa es la función y otra la realidad.

La pareja no ha roto este verano. Carmen Janeiro y el multimillonario Luis Masaveu rompieron su noviazgo hace casi nueve meses, según ha podido saber en exclusiva ESdiario.

 

Desde el pasado mes de febrero, Luis y Carmen no hacen vida de pareja. Ella se ha refugiado en sus amigas y está intentando reconquistar la relación.



En estos últimos meses no ha conseguido nada. Ha sido Janeiro quien más empeño está poniendo en la vuelta de esta relación. Luis está más distante y lejano. El foco mediático no lo lleva bien aunque el amor no se ha acabado por lo mediático.

Carmen Bazán continúa en Ambiciones, la finca de Jesús Janeiro y María José Campanario

Durante meses se comentó que Carmen Janeiro se iba a vivir a Portugal y se iba a llevar a su madre. Lejos de la realidad. Este periódico no tiene constancia de esta noticia. Carmen Bazán continúa en Ambiciones, la finca de Jesús Janeiro y María José Campanario.

Carmen lleva apartada del papel couché tiempo. De aquella hermana de Jesulín de Ubrique que colaboraba con María Teresa Campos junto a Rocío Carrasco y Lara Dibildos, poco queda en ella.

No ha cambiado su sensibilidad. Antes Carmen era muy sensible. Ahora también. Este periódico conoce que Janeiro lleva llorando un año por "las esquinas".