19 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alfonso Merlos tomará medidas legales contra Telecinco.
Alfonso Merlos tomará medidas legales contra Telecinco.

Alfonso Merlos y Alexia Rivas toman caminos diferentes y medidas muy drásticas

La clase política, los compañeros de tertulia y por supuesto sus adversarios no pestañean ante las novedades. Sí, ellos que normalmente menosprecian nuestra televisión de entretenimiento.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

El MerlosPlace acabará en los juzgados. Al menos eso es lo que a estas horas nos confirman las partes implicadas. Y es que una semana después de que la posible deslealtad del tertuliano Alfonso Merlos hacia Marta López hiciera saltar por los aires el soporífero confinamiento de los españoles, el protagonista ha decidido tomar la vía judicial para zanjar el asunto.

Merlos ha decidido emprender acciones legales contra Telecinco y alguna de sus productoras por haber vulnerado su honor, intimidad y su propia imagen. La persona elegida para que defienda al colaborador político en los juzgados, no es otra que la reconocida abogada, Cynthia Ruiz. La letrada es experta en esto de litigar con grandes medios de comunicación en demandas millonarias interpuestas siguiendo las instrucciones de sus clientes, que suelen ser los personajes con más peso del mundo del corazón.

Alfonso ha decidido dar este paso al entender que se podrían estar vulnerando sus derechos que le protegen a no hablar de su vida privada y no estaría dispuesto a que se entre en nada más allá de lo que todos ya conocemos sobre su relación con su expareja Marta López. Alfonso además considera que existe una clara intención de perjudicar su imagen pública y por consiguiente que hay un objeto real de dañar su actividad y carrera profesional. Merlos además de ser un habitual en los programas y en sus mesas dedicadas a la política, trabaja como Director de Comunicación del Colegio de Abogados de Madrid. Un puesto que ostenta desde hace un par de años y cuya permanencia se estaría debatiendo estos días por algo absolutamente ajeno a su rendimiento profesional.

Desde el despacho de Cynthia Ruiz ya se habrían enviado varios burofaxes anunciando que Alfonso Merlos está emprendiendo acciones legales contra la que hasta este momento era su cadena. De momento Merlos tiene claro a quién demandar y por qué, pero no descartan una ampliación que están estudiando.

A Alfonso le vimos por última vez el pasado lunes en El Programa de AR, en Ya es Mediodía, programa donde surgió su historia de amor con López y en Todo es mentira. En ninguno de ellos Merlos quiso dar detalles sobre su vida privada pero sí decidió entonar el “mea culpa” haciendo partícipe a toda la audiencia de las disculpas públicas hacia la que fuera su expareja. Desde ese día nada hemos vuelto a saber de él. Lo que sí podemos confirmar y así nos lo asegura su entorno es que está absolutamente “sobrepasado y que desea que todo esto acabe”.

Pero Merlos no es el único que ha decidido emprender la vía judicial para “defender su honor”. La tercera en discordia, Alexia Rivas sorprendía esta semana emitiendo un comunicado pidiendo respeto a la prensa. Una prensa a la que ella también pertenece y que no ha entendido este texto, ya que ninguna de las informaciones que no han dejado de llegar a las redacciones sobre ella, se han hecho públicas al entender que los grandes protagonistas son Alfonso y Marta.

Su abogado Carlos Lacaci ha querido aclarar que en estos momentos están estudiando el caso para ver si se ha atentado contra el honor, intimidad de su patrocinada y han querido instar a todos aquellos que “hayan vertido graves acusaciones sobre nuestra clienta que goza de una carrera reputada, rectifiquen”. Alexia que hasta hoy sigue trabajando en el programa de Telecinco Socialité tiene previsto aparecer este fin de semana para responder a las últimas novedades, pero desde su entorno se ha filtrado que la periodista habría pedido la baja voluntaria para evitar de esta manera una nueva aparición que perjudicaría claramente sus pretensiones judiciales si siguiera adelante con ellas.



Lo cierto es que el MerlosPlace no sólo ha despertado la curiosidad de una audiencia que confinada estaba sedienta de un nuevo culebrón mediático. La clase política, los compañeros de tertulia de Merlos y por supuesto sus adversarios no pestañean antes las nuevas novedades. Sí ellos los que normalmente menosprecian nuestra televisión de entretenimiento, pero que consumen como si no hubiera un mañana.