17 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

¿Ahora qué? La verdad testimonial de Rocio Carrasco desafía a su verdad judicial

Tras ver el documental y tertulia posterior aportamos los detalles legales más allá de las vísceras. Su dolor puede conmover televisivamene hablando pero la Justicia no le ha dado la razón.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

No ha dejado indiferente. Rocío Carrasco ha sido contundente en su testimonio. El padre de sus hijos fue un hombre perverso. Desde el primer minuto. Desde aquel día que se conocieron a través de un amigo en Chipiona. Rocío Carrasco sufrió malos tratos por parte de quien fue el hombre que compartió los primeros años en la vida adulta. No puede nombrar a Antonio David Flores porque no le sale del cuerpo (su cuerpo y su voz se derrumban) pero sí le imputa la responsabilidad de un delito de malos tratos de obra.

Ella no utiliza la metáfora para hablar de lo sufrido por parte del guardia civil. Va a "por todo o a matar". Es su verdad aunque está lejos (de momento) de lo dictado por la Justicia. No es un asunto de cosa juzgada pero la Justicia no se ha podido pronunciar por falta de verdad. Por falta de pruebas. Pruebas no concluyentes para asegurar que es un hombre maltratador.

La hija del boxeador y la Jurado intenta convencer con su testimonio con una puesta en escena que sólo los grandes genios de la televisión como La Fábrica de la Tele (Sálvame) saben hacer.

Rocío Carrasco tiene otra verdad, la legal. Son verdades diferentes. De momento la Justicia no ha podido concluir lo que este domingo aseguraba la actual mujer del letrado Fidel Albiac. Falta la decisión del Tribunal Supremo, cúspide del Poder Judicial. La mal llamada tercera instancia.

A Carrasco no le han dado la razón en Primera y Segunda Instancia. Su causa ha sido archivada en estos dos primeros escalones judiciales porque los que imparten justicia no han podido establecer el nexo causal entre la situación actual de "mujer maltratada" con los hechos acaecidos hace dos décadas según narraba la protagonista en el documental Rocío Carrasco, contar la verdad para seguir viva.

La Justicia no puede asegurar directa ni indirectamente que los posibles hechos que pudieron suceder hace 4 lustros sean la acción a la reacción de ahora. Esa es el motivo para que desestimara la razón o verdad de Carrasco. No hay nexo de unión entre lo que cuenta. No hay delito continuado para afirmar que su situación actual se deba a lo vivido durante años. El nexo causal sería la prueba que desenmascarara al televisivo Antonio David Flores.

Los jueces no entienden de escenarios televisivos, ni músicas de fondo que adornan un gran testimonio, ni de colaboradores que se alinean a la verdad testimonial



Carrasco sigue mintiendo su verdad más allá de lo dictado por la Justicia. La hija de “La Más Grande” mantiene que existe delito continuado. Razón por la cual ha aportado nuevas pruebas al Tribunal Supremo para conseguir reabrir el caso y dejar de ser un caso archivado para obtener sentencia firme y condenatoria al padre de sus dos hijos, Rocío y David Flores.

Su llanto pide Justicia. Su expresión corporal reclama que este hombre deje de ser un hombre imputado a ser un individuo condenado por Violencia de Género. Los jueces no entienden de escenarios televisivos, ni músicas de fondo que adornan un gran testimonio ni de colaboradores (periodistas o voceros de una posible verdad) que se alinean a la verdad testimonial. Entienden de pruebas como base para establecer sentencias condenatorias. Las garantías procesales tienen que estar más allá de testimonios lacrimógenos (verídicos o no).

Y en este caso, la garantía procesal no se ha logrado justificar. Desde este domingo, Antonio David Flores sí podría recurrir a la Justicia imputando un delito de "presunta denuncia falsa de malos tratos". Se abre otro camino. Otra verdad. Otra situación.

En el plató hay unanimidad (o casi) de sentenciar a Antonio David. Algunos afirman que Rocío fue una mujer maltratada. Testimonios que podrían alejar a la justicia de la verdad de Carrasco para seguir viva.

¿Por qué ningún compañero de aquella época, quienes compartieron confidencias, minutos de televisión y vida más allá de los focos, denunciaron o conociendo al autor del delito se querellaron de los presuntos malos tratos a Carrasco?

La denuncia es un proceso penal donde uno puede iniciar el proceso judicial y al desconocer la autoría no se formaría parte. Diferente es la querella donde se es parte en el proceso porque se es consciente del presunto autor del delito.

¿Por qué ningún compañero de aquella época, quienes compartieron confidencias, minutos de televisión y vida más allá de los focos, denunciaron o conociendo al autor del delito se querellaron de los presuntos malos tratos a Carrasco? Una opción u otra (denuncia o querella) permite colaborar con el interés público. Apoyas al Ministerio Fiscal. Tan sólo hubiese hecho falta que ratificase Rocío.

Su dolor puede conmover televisivamene hablando. Otro asunto es remover la verdad judicial.