| 17 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Paloma García Pelayo y Alessandro Lequio, a cara de perro.
Paloma García Pelayo y Alessandro Lequio, a cara de perro.

García Pelayo pierde los nervios con Lequio por Kiko y Pantoja: "¿De qué vas?"

Que la guerra familiar en el Clan está dejando el camino plagado de víctimas colaterales no es ningún secreto, pero es que no tienen ni por qué ser personas cercanas a los protagonistas.

| M. F. Chismógrafo

Casi desde que comenzó el conflicto familiar entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja ha dejado el camino lleno de víctimas colaterales dentro y fuera del Clan y los últimos en sufrir las consecuencias han sido dos de los tertulianos habituales de Ana Rosa Quintana.

Y es que la guerra sobre Cantora dinamitó este lunes la tranquilidad en el plató de El programa de Ana Rosa con una monumental discusión entre Alessandro Lequio y Paloma García-Pelayo. Ambos debatieron en un tono muy tenso y bronco ante la mirada atónita de sus compañeros.

Todo comenzó porque el italiano apuntaba directamente a Kiko Rivera: "Si él no vuelve a hablar con su madre, él tiene toda la culpa, es el que ha dinamitado todos los puentes y no muestra intención de reconciliarse". Además, añadió que "está separando a los nietos de su abuela".

Lo que no le gustó nada a Lequio fue la réplica de García Pelayo y de Beatriz Cortázar y soltó un comentario que sentó fatal a sus compañeras: "Eso, vosotras defender los intereses de vuestros clientes". 

La periodista, muy indignada, elevó el toco poco a poco contra el tertuliano asegurando que "cuando no tienes argumentos te los inventas. No seas absurdo con las cosas que dices, no seas absurdo...".

Como los gritos iban subiendo, la propia Quintana tuvo que intervenir para poner orden y cuando tocó el turno a García Pelayo volvió a la carga: "Siempre terminas sacando los pies del tiesto, no es normal que digas 'defender los intereses de vuestros clientes'... ¿de qué vas?".