| 21 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Kiko Matamoros.
Kiko Matamoros.

Barrientos desvela por qué Matamoros está roto por la muerte de Almudena Grandes

Fueron muchísimos los rostros famosos que acudieron a despedirse de la escritora pero el del colaborador televisivo llamó especialmente la atención. La relación entre ellos era poco conocida

| M. F. Chismógrafo

La trágica muerte de Almudena Grandes pilló a mucha gente por sorpresa y a él le afectó especialmente. Fueron muchos los famosos que quisieron despedirse de la escritora pero si alguien llamó la atención en el tanatorio de Tres Cantos ese fue Kiko Matamoros, que está roto de dolor.

Este martes la periodista Paloma Barrientos ahonda en una relación entre el colaborador televisivo y la escritora que muy pocos conocían que explican este dolor. Y es que Grandes era prima de Matamoros, sus madres eran hermanas y los hijos compartieron desde pequeños vacaciones, planes familiares en Navidad y el resto de fiestas importantes.

Ya de adultos los primos se reunían una vez al año como recordatorio de esas infancias felices, cuenta la periodista que ha podido hablar con Kiko: "Los dos nos apellidamos de segundo Hernández. Mi madre y la suya eran hermanas. Dos señoras guapísimas que se querían mucho. Somos primos hermanos".

Almudena Grandes y Kiko Matamoros compartieron vivencias y tiempo

Así las cosas, no solo compartieron anécdotas sino "vivencias y tiempo. Los primeros años de mi infancia y primera juventud pasaba de trescientos sesenta y cinco días al año, ciento veinte con ellos. Vacaciones de verano y fiestas de guardar" porque "mis tíos tenían una casa espectacular en Becerril de la Sierra. Íbamos a la piscina. Almudena era tres años menor que yo y nos llevábamos muy bien. En esos primeros años años de pandilla compartíamos salidas y entradas de verano".

Según Matamoros, Almudena Grandes "iba a su bola. Siempre fue muy libre, como casi toda la familia. Era muy inteligente y muy divertida. Le tomábamos el pelo porque con doce años nos hablaba de Visconti, de Antonio Machado… y, claro, a esas edades nos parecía muy chocante. La considerábamos la resabiada. Intelectualmente estaba muy por encima de la gente de su edad".

Aunque a Grandes no le gustaba demasiado lo que hacía Matamoros siempre fue respetuosa.

De su personalidad, Kiko destaca era "arrolladora, un volcán, un bulldozer".