26 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La Reina Letizia sigue con su agenda en solitario.

Una aparatosa caída accidental causa un gran susto a una solitaria Doña Letizia

Con el Rey Felipe aún en cuarentena por haber estado en contacto con un positivo en Covid-19, aunque su pcr dio negativo, la Reina sigue con su agenda ella sola y se enfrentó a un imprevisto

| ESchismógrafo Chismógrafo

Con el Rey Felipe afrontando su segunda semana de cuarentena tras su contacto con un positivo de Covid-19 (pese a que el Monarca dio negativo en la pcr que le realizaron el viernes pasado) Doña Letizia volvió este lunes a representar en solitario a la Familia Real.

La Reina viajó hasta Valencia para presidir la entrega de Premios Rey Jaume I , dando el pistoletazo de salida a su ajetreada agenda profesional esta semana en la ciudad del Turia.

La Reina, cómoda en su papel, vivió una intensa mañana en la que presumió (durante su aplaudido discurso) de un fluido valenciano, sufrió un pequeño contratiempo con su vestido (puesto que llevó el bajo levantado durante varios momentos) y, además, tuvo que ver cómo uno de los asistentes al evento (el empresario Vicente Boluda) se caía delante de ella al ir a saludarla.

Un evento de lo más accidentado en el que Doña Letizia, a pesar de que su modelo le jugó una mala pasada, al levantarse en el bajo por su tejido rígido, recuperó uno de los conjuntos más favorecedores de su armario, que lució hasta en cuatro ocasiones y con el que sedujo incluso a los más críticos.

Un total look de Carolina Herrera compuesto por un vestido de lana sin mangas color lila con un favorecedor lazo a modo de cinturón para marcar su estupenda figura, a juego con un sofisticado abrigo en el mismo tono. Con complementos en color gris (unos altísimos tacones y una cartera de mano de piel de Hugo Boss) la Monarca optó por lucir su melena suelta con unas ligeras ondas en las puntas.

A su llegada a la Lonja de la Seda, donde se celebró la entrega de premios entre importantes medidas restrictivas a causa del Covid, la Reina saludó bajo un sol radiante a las personalidades invitadas al austero evento, y fue en ese momento cuando el naviero Vicente Boluda sufrió una estrepitosa caída delante de Doña Letizia, que rápidamente se preocupaba de que el empresario estuviese bien tras su aparatoso golpe.

Una vez más, y al igual que hizo la semana pasada en Sevilla, la Reina habló de la ausencia forzosa del Rey Felipe VI, dirigiendo unas palabras en su nombre a los reconocidos con los Premios Jaume I este año. "Su deseo era poder estar hoy aquí con todos nosotros. Me pide que les transmita su cariño especial por unos premios que lleva tantos años admirando y apoyando por su excelencia y su proyección internacional. Y, claro, os felicita de corazón, queridos premiados", señaló Doña Letizia.