| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid
Exclusiva

El Madrid se planta ante las exigencias de Mbappé: o lo toma o lo deja

Florentino Pérez no quiere dinamitar el vestuario con las draconianas exigencias de la madre del jugador. El club blanco presentó una contraoferta y si no la acepta, no habrá más negociación

| Miguel Queipo de Llano Deportes

"Si quiere venir, será bajo nuestras condiciones, no las suyas". El Real Madrid tiene claro que no va a ceder a las exigencias económicas de Kylian Mbappé para firmar por el equipo blanco y esta vez es él el que tiene la sartén por el mango. La sartén se llama tener un equipo hecho, feliz, competitivo y que no necesita un Mbappé salvo que sea para ponerle una guinda a un pastel que ya está hecho y que gusta a todos. Y las guindas a veces estropean el postre.

 Ya saben las exigencias de la madre y agente de Mbappé, Fayza Lamari, al equipo que quiera fichar a su hijo: 150 millones de euros de prima de fichaje a abonar antes de la firma del contrato, seis años de relación contractual a razón de 70 millones de euros brutos por temporada, la gestión del ochenta por ciento de sus derechos de imagen y una prima de fidelidad de cien millones de euros que hay que abonar al cumplirse el tercer año de contrato. Unas condiciones draconianas e inasumibles por el Real Madrid en esos términos.

Florentino Pérez, presidente madridista, no tiene las urgencias que tenía en el pasado por contratar al galo, que durante un tiempo fue su ojito derecho y ahora es poco más que un orzuelo, por no descender por la anatomía humana. Así que el club blanco no va a transigir con las exigencias de Mbappé y su madre. Esta vez, las condiciones serán las que el Madrid quiera... o no serán. Porque el Madrid le ha presentado a Mbappé un "lo tomas o lo dejas".

Fuentes del Real Madrid consultadas por ESdiario aseguran que la oferta blanca es inamovible,. Y también que Mbappé no es necesario, por lo que no habría negociación posible, cosa que, como todo en esta vida, está por ver. De momento, este diario está en disposición de poner sobre la mesa la contraoferta madridista a las salvajes peticiones del delantero francés.

Así es la oferta madridista

Contrato de seis años, sí, como pide Mbappé. Pero la prima de fichaje de 150 millones de euros, un poco menos de la mitad. 70 millones. Del salario de 70 millones de euros brutos por temporada que demanda el francés a los 25 millones brutos que ofrece el Real Madrid hay un trecho. Ese salario igualaría al francés con Kroos y Bellingham, los mejor pagados de la plantilla ahora mismo.

 

Por supuesto, el Real Madrid no acepta que Mbappé se quede con el ochenta por ciento de sus derechos de imagen, por mucho que en 2022 las exigencias del galo fueran quedarse con el cien por cien. El club blanco no piensa negociar ni una centésima porcentual del sesenta por ciento que fue capaz de darle a Cristiano Ronaldo y que ha sido la única salvedad histórica de Florentino Pérez en esa materia desde que llegó a la presidencia, porque siempre se reparten al cincuenta por ciento.

Y queda la prima de fidelidad que exige Mbappé, esos 100 millones de euros que el club que le contrate deberá pagarle al término del tercer año de contrato como premio a... ¿respetar un contrato firmado por él? Ni un céntimo. El Real Madrid no traga bajo ninguna circunstancia con esa exigencia, que más que exigencia es un despropósito negociador, de la madre de Mbappé.

Así están las cosas. El Real Madrid, según desvelan las fuentes contactadas por ESdiario, no se moverá ni un milímetro de su posición. La pelota está en el tejado de Mbappé. Pero convendrán ustedes en que esta contrapropuesta madridista suena más a un "no me interesa, aire" que a un "siéntese aquí y negociemos"...