| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Leo Messi durante un partido de Argentina en el Mundial.
Leo Messi durante un partido de Argentina en el Mundial.

Messi, ante el día más importante de su carrera y el reto de igualar a Maradona

Después de una trayectoria plagada de éxitos colectivos e individuales Leo llega a su partido más determinante por todo lo que significa para él mismo y para todo un país que lo idolatra.

| Alberto Marrero Deportes

Llegó el día que todos los aficionados al mundo del fútbol estaban esperando desde que hace un mes arrancó el Mundial de Catar. Sin saber qué selecciones disputarían este choque, este evento es de los más deseados cada cuatro años y ahora que ya se sabe que a las 16:00 horas se verán sobre el verde del Estadio Lusail Argentina y Francia todas los focos estarán puestos en Leo Messi, que vive uno de los días más grandes de su carrera.

Por todos es sabido cómo ha sido la trayectoria profesional de Leo Messi. Siete Balones de Oro, cuatro Champions o diez Ligas son algunos de los títulos que ha ganado el delantero rosarino, que por fin pudo ganar uno con la selección absoluta de Argentina el verano de 2021 cuando, después de perder dos finales, logró levantar la Copa América como capitán.

Sin duda, uno de sus peores días como futbolista fue en 2014, cuando también perdió otra final con la albiceleste, pero esta vez era la de un Mundial. Esta era una decepción más en su trayectoria como internacional y los aficionados argentinos fueron duros con él, recriminándole que no rindiese igual con el Barcelona que cuando se ponía la camiseta de su país. 

Las críticas eran tan fuerte que Messi llegó al punto a renunciar a la selección en 2016 tras perder la final de la Copa América, pero es cierto que sólo estuvo alejado de ella unos meses. Regresó argumentando lo que ha dicho siempre, que ama demasiado a Argentina. Siempre se ha puesto una mochila en la espalda cargada de responsabilidad, pero sobre todo, de ese peso que se tiene que llevar al ser el denominado sucesor de un tal Diego Armando Maradona.

Desde la Copa América de 2021 la unión entre afición y plantilla es evidente. La hinchada les ha alentado a más no poder y miles de argentinos han tomado Catar para estar con los suyos en la gran final del Mundial. En el día más importante de la carrera de Leo Messi miles de almas estarán detrás de él y de todo el equipo para que puedan levantar la tercera Copa del Mundo de la historia del país, la que sería la primera del rosarino, el gran título que le falta en su palmarés personal.

La comparación con Maradona

Pero ya no sólo es el título en sí. En los últimos días ha vuelto a surgir ese debate que parecía ya cosa del pasado: quién es el mejor jugador de la historia. Las dos figuras que centran esta idea son Diego Armando Maradona y Leo Messi. Uno de los argumentos que utilizaban los que prefieren al de Villa Fiorito son que tenía un Mundial, el de México 1986, y como un futbolista importante y determinante.

Maradona lideró una selección de fútbol, pero con su juego, sus regates y este título generó una ilusión a una sociedad que estaba marcada por la Guerra de las Malvinas. Esto hizo engrandecer su figura, pero Leo Messi, deportivamente, ha eclipsado totalmente al Diego, aunque le falta esa Copa del Mundo que puede conseguirla frente a Francia en Catar. De conseguirla, no se sabe quién será el mejor de la historia, pero el ex del Barcelona restaría un argumento a todos aquellos que no quieren ponerlo a la altura de Maradona.