| 15 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Morata celebra su primer gol al Feyenoord
Morata celebra su primer gol al Feyenoord

Los del Feyenoord no saben perder y la lían en el palco del Metropolitano

Un altercado en la zona noble acaba con intervención policial y cinco neerlandeses arrestados. Dos goles de un gran Morata y otro de Griezmann acaban con la resistencia neerlandesa

| Mariola López Deportes

Fue al terminar el Atlético-Feyenoord (3-2) de la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions. En las inmediaciones del palco del Metropolitano, varios aficionados del equipo holandés (holandés porque Rotterdam está en Holanda Meridional, provincia de los Países Bajos) enfadados por la derrota de su equipo la liaron parda enfrentándose a seguidores atléticos, alguno de ellos acabó ensangrentado y hubo varios arrestados.

 

Tras el pitido final y cuando los aficionados se marchaban a sus casas, unos pocos seguidores del conjunto neerlandés comenzaron provocar altercados en los vomitorios, obligando a la Policía Nacional a intervenir. En varios videos que circulan por las redes sociales, un grupo de hinchas del Feyenoord se enfrenta a los cuerpos policiales después de agredir a aficionados del Atlético. La actuación policial evita males mayores aunque hay imágenes escalofriantes. Según fuentes del CNP, el incidente en la zona del palco ha acabado con cinco detenidos.

 

Mientras, en el verde, el Atlético sumó los tres puntos encomendándose a la épica. Igual que sucedió ante el Cádiz, el conjunto rojiblanco tuvo un mal inicio y no tardó en conceder un gol al rival, pero terminó logrando la victoria. Los neerlandeses se las prometían muy felices hasta que un tanto de Griezmann al filo del descanso y otro de Morata, que logró un doblete, al poco de comenzar la segunda parte dieron la vuelta al partido. Oblak, con intervenciones memorables se encargó de evitar un desenlace trágico. Atlético en estado puro.