| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Un grupo de activistas salta a las pistas en plena prueba de los 400 vallas

Un grupo de activistas interrumpen la prueba de 400 metros vallas de la Liga Internacional de Atletismo de Estocolmo, provocando la indignacion de los deportistas

| Jorge Martín Deportes

Parece que vamos acostumbrándonos a las molestas y denunciables acciones de los activistas: pegarse a un cuadro patrimonio universal, lanzar pintura sobre esculturas históricas, escalar torres inalcalzables... Llamadas de atención que trascienden al fin en si, para convertirse en delitos que ensombrecen la causa pacifista, ecologista, etc.

Hoy conocemos otra de esas protestas, que ha ido un paso más alla para entrometerse en una prueba deportiva y causar el enfado de los atletas.

Ha iso en Oslo, durante los campeonatos de la Diamond League de Estocolmo. Karsten Warholm, el extraterrestre que batió el récord mundial de  400 vallas en los Juegos de Tokio con 45.94, se disponía a afrontar la prueba. Salió como un misil a mejorar al menos el 46.52 de Oslo pese a la pertinaz lluvia que caía en Estocolmo. Unidades rítmicas perfectas y estudiadas de 20 zancadas hasta el primer obstáculo, contrarrecta y curva a 13 y recta final a 15.

 

Todo iba bien hasta que la cara del velocista cambiaba al acercarse a la meta. Ocupando varias calles, tumbados en el suelo y con pancartas de protesta varios activistas obstaculizaron y perjudicaron a los atletas. Karsten cruzó la meta en 47.58 y aunque no tenía ninguno es su calle 8, obviamente la situación no era la adecuada para dar todo su potencial.

Enfado del noruego 

El enfado del noruego era enorme y les reprochó su comportamiento. En lo estrictamente deportivo y más allá de la citada prueba destacó la victoria de la nigeriana Tobi Amusan en 100 vallas (12.52), del sudafricano Simbine (10.03) en los 100 metros; el tercer puesto de Jaël Sakura Bestué en el 200 con 22.59 con triunfo de la británica Neyta (22.50), derrotando por ejemplo a la marfileña Ta Lou. Del resto de españoles, Esther Guerrero fue 10ª en el 1.500 (4:09.21); Fernando Carro, 12º el 3.000 obstáculos (8:39.74); y Saúl Ordóñez, fantástico segundo tras el argelino Sedjati, con 1:44.67.