12 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Existen dorsales extraños... Y luego está el 67 de Özil en el Fenerbahce

El ex del Real Madrid, del Arsenal y de la selección alemana ha regresado a sus orígenes para fichar por el Fenerbahce turco, en el que juega con el extraño número 67 a la espalda.

| Álvaro G. Deportes

El mundo del deporte siempre ha sido el escenario de cosas pintorescas, desde las más inesperadas hasta las más repudiadas. Rodman con su estilo de vida, Tyson con su mordisco, Manny Ramírez y su larga cabellera, Cantona con su peculiar carácter. Tal como el último, los futbolistas acaparan portadas extradeportivas y con el paso de los años, ha sido más recurrente.

Para el balompié siempre hay modas que van desde una determinada prenda ajena al uniforme hasta las zapatillas que sirven de contrato visual con multimillonarios acuerdos entre jugadores y marcas. Celebraciones, gestos y camisas por debajo de la indumentaria oficial forman parte de un conjunto de decisiones que tienen un apartado especial esta vez: el dorsal.

Ya tuvimos algún portero usando el número 5 en la espalda, Zamorano con el popular 8+1 y cómo olvidar el famoso 23 de Beckham a su llegada al Real Madrid en alusión a Michael Jordan. O también el 99 de Ronaldo en el Milan, que también contó con Ronaldinho usando la 80. Ahora, se une Mesut Özil, que en medio de su presentación con su nuevo club mostró el 67.

El alemán tomó la decisión de abandonar las filas del Arsenal de Inglaterra una vez que Mikel Arteta, técnico gunner, no contara más con él en partidos oficiales ni como suplente, ya que la mayoría de los partidos los vio desde la grada y sus minutos fueron realmente escasos en medio de muchas polémicas.

Esto lo empujó a decidirse para firmar con uno de los clubes que más ama desde pequeño, según él mismo contó: el Fenerbahce. La zurda del zurdo que enamoró al Bernabéu en su paso por el Real Madrid de España, ahora estará corriendo en Turquía, donde los fanáticos ya le esperan con ansias para verlo hacer locuras de las que acostumbró a todos.

Pero su fichaje tomó particular atención al informar que el número en su espalda sería un tanto peculiar. Fuera de lo común sin lugar a dudas. El 67, ese es el dorsal que lucirá el campeón del mundo que por cierto, luego de ser pieza vital para Alemania en 2014, se vio relegado a no volver a ninguna convocatoria y en su acto de presentación con el Fenerbahce, aprovechó para dejar en claro que no volverá con el combinado teutón, al tiempo que les deseó toda la suerte del mundo.

Su polémico y criticado nexo con el mandatario turco, Recep Tayyip Erdoğan, se unió a su bajo momento de forma y posterior exclusión de la dinámica diaria del Arsenal, por lo que desde Alemania decidieron darle paso a la nueva generación de mediocampistas creadores para sustituirle.

Una vez en Turquía, posó con la nueva camiseta y en otro guiño al país de origen de sus padres, decidió usar el 67 en la espalda, número con el que se identifican las matrículas vehiculares de Zonguldak, en Turquía. Esta ciudad es el lugar donde sus progenitores nacieron y lo tomará como un homenaje a ellos.