| 22 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

El padre de Haaland la lía tirando cacahuetes a los aficionados del Real Madrid

Alfie, progenitor del futbolista del City, celebró el gol de De Bruyne haciendo cortes de manga y tirando comida para animales a los aficionados madridistas que rodeaban su localidad VIP

| Mariola López Deportes

"Ni coristas con madre ni futbolistas con padre", decía Don Santiago Bernabéu de Yeste, el sumo hacedor de esa locura llamada Real Madrid. Y la sapiencia manchega del gran patriarca blanco no falla. Ante el Manchester City, Alfie Haaland, padre del cyborg Erling Haaland, delantero noruego de los sky blues, perdió los papeles y se dedicó a tratar de ofender y menospreciar a los aficionados madridistas en el coliseo en obras de La Castellana cuando Kevin de Bruyne marcó el 1-1 con el que terminó el encuentro.

Según informó El Larguero, Alfie Haaland se dedicó a celebrar el tanto que supuso el empate del Manchester City en la ida de las semifinales de Champions dedicándole vrios cortes de manga a los aficionados madridistas que ocupaban localidades cercanas a su palco VIP. Además, siempre según la citada emisora, Haaland les comenzó a lanzar cacahuetes en lo que puede ser interpretado como un claro ataque racista de un personaje que reside en un país donde la lucha contra el racismo no la tienen demasiado asimilada.

 

El altercado fue de tal calibre que, como puede apreciarse en el vídeo de SkySports sobre estas líneas, Alfie Haaland y sus acompañantes tuvieron que ser desalojados  por los vigilantes de seguridad privada del estadio madridista del palco VIP que ocupaban para ser reubicados, tras la indignación general por lo acontecido. El padre del futbolista se excusó asegurando que "los fans madridistas no estaban felices tras el 1-1", pero sin mencionar su lamentable actitud.

Roy Keane ya le tenía tomada la matrícula

Alfie Haaland, que en el pasado fue futbolista en varios equipos de la Premier, siempre tuvo fama de ser demasiado bocón. De hecho, su carrera finalizó tras recibir una terrorífica patada de Roy Keane en un derbi mancuniano, como venganza de una acción entre ambos jugadores cuatro años antes en la que el noruego se burló del irlandés acusándole de fingir una lesión que le tuvo seis meses fuera de los terrenos de juego. Pero mejor se lo explica el siguiente vídeo: