| 13 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Vinicius, durante un partido del Real Madrid.
Vinicius, durante un partido del Real Madrid.

Suspenden un choque por insultos racistas en Primera RFEF y Vinicius alza la voz

El Sestao River-Rayo Majadahonda se suspendió por los insultos que recibió Cheikh Sarr y también se ha denunciado gritos ofensivos contra Quique Sánchez Flores y Acuña en el Getafe-Sevilla.

| Jorge Martín Deportes

Se ha vivido un sábado muy amargo en el fútbol español, ya que un partido de Primera RFEF, el que jugaban el Sestao River y el Rayo Majadahonda, fue suspendido porque el guardameta del cuadro madrileño recibió insultos racistas desde la grada, llegándose a enfrentar con los hinchas que los proferían. Además, horas antes, desde la grada del Coliseum también hubo gritos contra Quique Sánchez Flores, al que llamaron "gitano" y para el argentino Marcos Acuña.

El partido entre Sestao River y Rayo Majadahonda quedó suspendido a unos minutos del final después de que el portero del equipo madrileño, Cheikh Sarr, denunciara insultos racistas, llegando a encararse con los culpables en la grada del Campo de Fútbol Las Llanas, tras lo cual fue expulsado y su equipo abandonó el césped.

Así lo denunció el senegalés Sarr, pero antes fue a la grada a encararse con los aficionados. El portero visitante vio la roja y su equipo decidió meterse en los vestuarios. "Nuestro equipo no saldrá de nuevo a reanudar el encuentro tras recibir insultos racistas inadmisibles a nuestro jugador. Condenamos todo tipo de insultos racistas en el deporte", escribieron en su red social X, la antigua Twitter.

Mientras, el capitán del Rayo Majadahonda, Jorge Casado, compartió su opinión. "Es una auténtica vergüenza lo sucedido hoy en el estadio Las Llanas, campo del Sestao River Club. Una sección del campo propinando insultos racistas a nuestro compañero Cheikh Sarr por su color de piel. Además, la Primera RFEF obligándonos a salir a terminar el partido. Siento vergüenza. Parece mentira, año 2024, y tenemos descerebrados en los estadios campando a sus anchas. Todos somos Cheick. No al racismo", escribió en la red social.

Lo sucedido en Getafe

Unas horas antes también hubo incidentes en un partido del fútbol español, esta vez de la máxima categoría. El Sevilla visitaba el Coliseum para enfrentarse al Getafe y el club hispalense advirtió una vez que sonó el pitido final que ha condenaba los "insultos racistas y xenófobos" sufridos por el defensa argentino Marcos Acuña y su entrenador Quique Sánchez Flores.

Según recoge el acta del árbitro gallego Javier Iglesias Villanueva, el partido tuvo que detenerse en el minuto 68 y se mantuvo parado durante dos minutos y medio debido a los insultos dirigidos desde la grada del Coliseum al futbolista argentino."Se produjeron insultos racistas sobre el dorsal 19 del equipo visitante, con palabras como 'Acuña, mono' y 'Acuña, vienes del mono', desde aficionados situados en la zona central del campo detrás de la posición de mi árbitro asistente número 2", escribió el colegiado.

Del mismo modo, el entrenador del Sevilla, Quique Sánchez Flores, explicó su rifirrafe con aficionados detrás del banquillo cuando le quisieron insultar llamándole gitano. "Estoy orgulloso de cada poro que pueda respirar gitano, pero una cosa es ser gitano o parte, y otra que lo utilicen como insulto racista, me parece aberrante", dijo el madrileño.

Vinicius, contra los racistas

Cuando todo había explotado Vinicius Júnior apareció en las redes sociales para denunciar todo lo que había sucedido. "Este fin de semana, ni siquiera jugaré. Pero tuvimos tres casos despreciables de racismo en España sólo este sábado", escribió en su cuenta de la red social 'X', a última hora del día. El brasileño, obviamente, se refería así a los insultos racistas a Marcos Acuña y Quique Sánchez Flores en la visita del Sevilla a Getafe, y a los insultos al meta senegalés del Rayo Majadahonda, Cheikh Sarr, en Sestao.

"Todo mi apoyo a Acuña y al entrenador Quique Flores, del Sevilla. A Sarr y al Majadahonda, que su valentía inspire a los demás. Los racistas deben ser expuestos y los partidos no pueden continuar con ellos en la grada", escribió Vinicius. El delantero del Real Madrid cerró su mensaje reclamando medidas severas contra los racistas. "Sólo tendremos victoria cuando los racistas salgan de los estadios directo a la cárcel, lugar que se merecen", terminó.