| 28 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Koke. Yuri, Simeone, De Paul... La tángana final del Atlético-Athletic fue mayúscula
Koke. Yuri, Simeone, De Paul... La tángana final del Atlético-Athletic fue mayúscula

El 'Bilbao' asalta el Metropolitano entre la bronca y el Athletic huele la final

Un tanto de penalti de Berenguer acaba con 364 días de imbatibilidad de los de Simeone en su estadio. El encuentro terminó en una batalla campal con insultos cruzados por ambos bandos

| Sandra Sánchez Deportes

El partido de ida de las semifinales de Copa del Rey entre el Atlético y el Athletic Club (0-1) tuvo muchísima emoción, intensidad y polémica. Todo lo que se podría esperar de un enfrentamiento entre dos clásicos del fútbol español que busca el pase a la final. Un solitario gol de Berenguer, de penalti, rompió la formidable racha de imbatibilidad de los colchoneros en su estadio. Queda la vuelta, que será calentita tras la tángana con la que acabó el partido.

 

El Atlético llevaba sin perder en casa desde el 8 de febrero de 2023, ante el Barcelona. Una histórica racha de 364 días y 28 encuentros seguidos sin doblar la rodilla, concediendo apenas dos empates (ambos frente al Getafe) y 26 triunfos ante equipos de todo nivel y en tres competiciones distintas. Pero el embrujo de Canillejas desapareció el peor día.

El encuentro se fue caldeando poco a poco debido a que el Atlético jugó al límite del Reglamento, incluso bordeándolo por fuera, en numerosas ocasiones.  La no expulsión de Reinildo en el clamoroso penalti cometido sobre Beñat Prados que supuso el único gol del partido, la durísima entrada de Griezmann con los tacos por delante sobre Sancet que bien pudo costarle la expulsión pero que el VAR no entró a rearbitrar o el penalti sobre Morata, anulado por fuera de juego previo del delantero rojiblanco, fueron tan sólo algunas de las acciones más polémicas pero hubo más.

 

Todo ello fue creando un caldo de cultivo que explotó dentro de la probeta del estadio rojiblanco con el pitido final.  Varios jugadores del Athletic acabaron enfrentándose con el técnico local, Diego Pablo Simeone, quien ya había calentado el encuentro llamando "Bilbao" al Athletic, algo que irrita profundamente a los del Botxo. En la tensión del momento el argentino intentó soltarle un cachete en la cara a Sendoa Agirre, delegado del Athletic Club, que pudo esquivar. 

También acabaron por allí enzarzados unos jugadores con otros, Koke, De Paul o Yuri, por ejemplo. "¡Bocachancla!, ¡bocachancla!", le gritaba Yuri a Rodrigo de Paul mientras se marchaba a su vestuario. El capitán Lekue lo iba calmando y enseñándole el camino para la caseta para evitar males mayores. La vuelta en San Mamés promete ser calentita...