| 25 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Camavinga, en la celebración en Cibeles.
Camavinga, en la celebración en Cibeles.

Camavinga pisa una caca de caballo y ojo a cómo reaccionan sus compañeros

El centrocampista francés del Real Madrid fue uno de los grandes protagonistas de la celebración en Cibeles, ya que Carlo Ancelotti quiso bailar con él y el italiano lo acabó consiguiendo.

| Jorge Martín Deportes

Este domingo el Real Madrid salió a las calles de la capital de España para celebrar el título de LaLiga EA Sports, ya que a las 9:30 Pedro Rocha le entregaba el trofeo en Valdebebas. Posteriormente los jugadores del conjunto de Concha Espina visitaron la Comunidad y fueron al Ayuntamiento antes de acabar la fiesta en la céntrica fuente de Cibeles, donde había miles de aficionados merengues. Uno de los grandes protagonistas fue Eduardo Camavinga, que bailó con Ancelotti y también pisó un excremento de caballo que desencadenó las risas de sus compañeros.

Los futbolistas del Real Madrid, cuerpo técnico y Florentino Pérez recibían el trofeo que les acreditaba como campeones de LaLiga EA Sports, la 36ª en la historia de la entidad de Chamartín. Una vez terminado el acto con Pedro Rocha, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, la plantilla se subió al autobús y visitó a Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad y posteriormente a José Luis Martínez-Almeida en el Ayuntamiento. Una vez acabado el protocolo institucional tocaba quitarse el traje y subirse al autobús descapotado para darse un baño de masas por las calles de la ciudad.

El recorrido acabó en Cibeles, donde había miles de hinchas madridistas esperando a los jugadores que el próximo sábado 1 de junio se jugarán la decimoquinta Orejona en la final de la Champions League que disputarán frente al Borussia Dortmund en Wembley, Londres. En la céntrica fuente los futbolistas dieron la vuelta a la pasarela que había montada y festejaron con unos aficionados que pidieron a Nacho y a Modric que continuasen la próxima campaña. El colofón final llegó con el canterano colocando la bufanda y una bandera a la diosa.

Y en medio de toda esa celebración Eduardo Camavinga tomó gran protagonismo. Uno de los momentos que menos llamaron la atención al principio, pero que ya es viral, fue el del mediocentro pisando una caca de caballo cuando celebraba con gran entusiasmo con los aficionados. Algunos de sus compañeros, como Antonio Rüdiger y Eder Militao, fueron testigos y comenzaron a reírse por lo que había sucedido.

El baile con Ancelotti

Pero, sin duda, otro de los grandes momentazos que vivió Eduardo Camavinga en la celebración en Cibeles fue cuando Carlo Ancelotti agarró el micrófono y confesó uno de sus deseos. "Yo tengo un sueño, que es bailar con Camavinga. Música, maestro", dijo el italiano. Comenzó a sonar una canción y técnico y mediocentro comenzaron a bailar antes de que se unieran todos los jugadores de la plantilla y dieran la vuelta a Cibeles en una especie de conga.

Además, en las redes sociales también está circulando una de las fotografías más esperadas. Como sucediese hace dos años cuando el Real Madrid ganó la Champions League contra el Liverpool, Carlo Ancelotti volvió a agarrar un puro y repitió la mítica foto fumándoselo junto a algunos de los miembros de la plantilla, como eran Vinicius, Camavinga, Rodrygo, Alaba y Militao.