21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Odegaard, en el partido amistoso que Noruega jugó ayer ante Grecia.
Odegaard, en el partido amistoso que Noruega jugó ayer ante Grecia.

El incierto futuro de Odegaard: El Madrid pide 60 millones por el noruego

Ancelotti fue muy crítico con Florentino Pérez cuando el club blanco fichó al joven noruego, por lo que no parece demasiado descartable que su salida definitiva del club esté próxima.

| E. Valero Deportes

El volante noruego Martin Odegaard volvió al Real Madrid después de haber finalizado su cesión en el Arsenal, con una segunda mitad de temporada a un nivel futbolístico regular. Sin embargo, su tiempo en el Bernabéu podría estar cerca de acabar, pues medios españoles aseguran que la casa blanca permitiría la salida del mediapunta si se presenta una oferta de 60 millones de euros; una suma que pocos conjuntos estarían dispuestos a desembolsar.

Por otra parte, con el regreso de Carlo Ancelotti su futuro puede dar un giro significativo, ya que al míster italiano le agradan los jugadores creativos y Odegaard se caracteriza por ser un volante con muchas habilidades; además, posee una visión de juego privilegiada. A pesar de esto, la entidad madrileña estaría dispuesta a dejarlo ir por dicha suma de dinero.

El panorama es incierto, pero lo que sí está claro es que el noruego no quiere pasar más tiempo en el banquillo blanco, como le sucedió en la primera etapa de la temporada pasada con Zinedine Zidane de técnico. Martin desea ser titular, por lo cual debe tomar una decisión importante sobre su estancia en la capital española. Cabe destacar que el futbolista declaró en una rueda de prensa que prefería cambiar de club si no lo iban a usar considerablemente en los partidos. 

Se especula que el principal candidato para fichar al mediocampista sería el Arsenal, ya que sus cualidades son del gusto de Mikel Arteta, técnico de los Gunners, pero el principal problema es la alta suma que pide el Madrid por sus servicios. Por este motivo el club londinense habría pensado en apostar por el fichaje del argentino Emiliano Buendía que, al final, jugará la próxima temporada en el Aston Villa.  

Durante la pasada campaña el rendimiento del noruego fue de menos a más, pero su mejor versión se vio con la elástica del conjunto inglés, donde pudo disputar 20 encuentros (14 de titular) y marcó dos tantos y dio dos asistencias.


Ancelotti criticó a Florentino por Odegaard

Recordemos que Ancelotti fue entrenador del Real Madrid entre los años 2013 y 2015 y al dejar el Bernabéu el italiano sostuvo unas declaraciones polémicas dirigidas a Florentino Pérez por haber contratado a Odegaard, comentarios que dejaron mal al futbolista y a la dirección deportiva en general. «Cuando Florentino compra a un futbolista noruego simplemente hay que aceptarlo. Además, el presidente decidió que jugaría tres partidos con el primer equipo como un golpe de relaciones públicas», expresó Ancelotti en su libro ‘Liderazgo Tranquilo: Conquistar mentes, corazones y triunfos’, publicado en junio de 2016.

En esa misma obra, el italiano reiteró que: «Puede que sea el mejor del mundo, pero a mí no me importa porque nunca lo pedí yo. Fue un fichaje producto de las relaciones públicas»Sin embargo, dichas críticas estaban dirigidas especialmente a la dirección deportiva y no tanto al noruego, puesto que veía en él cualidades interesantes. «Todos estamos convencidos de que va a jugar, de qué va a ser un jugador importante para el Real Madrid. Miramos hacia el futuro y creo que tiene cualidad e inteligencia».

En manos de Ancelotti está el ‘futuro incierto’ del centrocampista. ¿Será que querrá tener en su equipo a un jugador que, aparentemente, está llamado a ser una estrella del fútbol mundial o simplemente lo dejará ir? Lo cierto es que Odegaard solo desea quedarse si le aseguran un mayor protagonismo, pues quiere tener oportunidades para demostrar todas sus habilidades.